Inicio La Pampa Mítico piloto de Malvinas disertó ante alumnos

Mítico piloto de Malvinas disertó ante alumnos

"PARA RECUPERARLAS, HAY QUE SEGUIR LUCHANDO DIPLOMATICAMENTE"

El capitán de navío, Augusto Bedacarratz, el pampeano que hizo historia en la guerra por las Islas Malvinas, disertó el jueves en esta localidad frente a los alumnos de los tres colegios secundarios. El mensaje que el marino retirado dejó a la juventud macachinense es que hay que seguir luchando por recuperar la soberanía del archipiélago, pero únicamente por la vía diplomática.
El encuentro, que se concretó en el salón de Cultura de la Asociación Baska, se gestó cuando un profesor de educación física, que trabaja en el área de voleibol del Club Atlético Macachín, lo contactó y le comentó la idea de poder transmitirle su experiencia viviente en uno de los hechos más controvertidos de nuestra historia. El marino retirado, sin dudarlo, se puso a disposición y regresó a su pueblo de adopción para charlar del tema con alumnos de los colegios 20 de Noviembre, EPET 5, e Instituto Manuel Belgrano.
Según indicó el medio local , diario Letra B, alrededor de 200 jóvenes pudieron escuchar en primera persona un relato pormenorizado de la misión que llevó a Augusto Bedacarratz ser reconocido: la gestión del mix de aviones Súper Etendard y misiles Exocet. Él encabezó la misión que, junto a su coequiper, el capitán Armando Mayora, produjeron el hundimiento de la fragata misilística HMS Sheffield.
El piloto relató las angustiosas dificultades técnicas y operativas que tuvo que superar su escuadrón para desarrollar con éxito ésa victoria militar, que fueron seguidas con extrema atención por los presentes. Pero lo más importante fue el mensaje superador que les dejó.

Por la vía diplomática.
Sobre la guerra puso énfasis en el reconocimiento de quienes estuvieron en el conflicto. «Lo que me resulta más representativo de esta experiencia que viví es el espíritu de lucha y de entrega que percibí desde el primer momento. Ese espíritu refleja, en definitiva, la esencia que tenemos todos como sociedad», expresó.
«No tengo ninguna duda que cualquier argentino que le hubiera tocado participar, hubiese actuado exactamente igual porque todos tenemos la misma cultura, la misma formación, y que nos muestra lo que somos capaces de hacer cuando se trata de defender nuestra soberanía», añadió.
«Esto nos tiene que hacer sentir orgullosos a todos, de la misma forma que se sintieron los 649 argentinos cuando se daban cuenta que se quedaban para siempre en las islas. Lo hicieron para recordarnos que tenemos que seguir luchando en todos los foros diplomáticos que correspondan, para poder recuperar la ocupación definitiva y soberana de nuestras islas Malvinas», concluyó Bedacarratz.