“Muchas chances que abra puertas”

JUSTICIA FEDERAL DE RIO NEGRO AUTORIZO AUTOCULTIVO PARA CANNABIS MEDICINAL

Para seguridad de la familia, la resolución será informada al Estado Nacional a través del Ministerio de Salud de la Nación y a las fuerzas de seguridad nacionales y provinciales.
La lucha de cientos de familias del país, incluida nuestra provincia, tuvo un avance porque la Justicia Federal de Viedma autorizó a una familia a cultivar marihuana para uso medicinal. Se trata de la madre y de los abuelos de Joaquín Navarro, un niño oriundo de la localidad rionegrina de San Antonio Oeste que padece síndrome de Tourette.
Según la información publicada por medios rionegrinos, la familia tuvo que acudir a un recurso de amparo porque la ley aprobada por el Congreso de la Nación fue muy restrictiva y acotó el uso de cannabis medicinal para casos de epilepsia y con fines de investigación, por lo que cientos de familias en todo el país quedaron desamparadas frente a las leyes de persecución del narcotráfico.
La Justicia autorizó el autocultivo a la madre Julia Macarena Navarro y los abuelos del niño, Gabriel Andrés Navarro y María Eugenia Sar. Esto también incluyen la inscripción en el Registro Voluntario de la Ley 27350.
Joaquín Navarro fue diagnosticado con Síndrome de Tourette en el 2016, cuando tenía 5 años de edad. Esta enfermedad discapacitante se caracterizada por provocar tics motores y vocales, además de hiperactividad, TDAH, ansiedad, fobia social, TOD, TOC, agresividad.
“Luego de describir los síntomas de esa dolencia, señalan que los mismos fueron aumentando y complejizándose, interfiriendo en su vida cotidiana por cuanto ante ese cuadro, decidieron abandonar la medicina tradicional y, fruto de la investigación particular de los efectos del consumo medicinal del cannabis y del contacto con otras familias con problemáticas similares, comenzaron con el tratamiento en noviembre del 2016, suministrándole gotas de aceite de la cepa Black Widow, obteniendo una notable mejoría dado que disminuyeron los tics vocales y físicos y cambiando por completo la vida de Joaquín y su familia, la que se fue acrecentando con la rotación de otras cepas”, indica la sentencia a la que se suman informes positivos de la escuela.
La resolución de la jueza Mirta Filipuzzi se asienta en el criterio establecido por la Suprema Corte de Justicia de la Nación en el fallo Arriola, que declaró la inconstitucionalidad de un artículo de la ley 23737, que castiga la tenencia de estupefacientes para consumo personal.
Además, cuenta con dictamen favorable del Ministerio Público Fiscal, del Ministerio Público de la Defensa de la Nación y de la Fiscalía Federal de Narcocriminalidad.
Para seguridad de la familia, la resolución será informada al Estado Nacional a través del Ministerio de Salud de la Nación y a las fuerzas de seguridad nacionales y provinciales como Prefectura Naval Argentina, Gendarmería Nacional, Policía Federal Argentina y Jefatura de la Policía de la Provincia de Río Negro.

Firmas.
Macarena, la madre de Joaquín, y su abuelo Gabriel, adjuntaron en su momento a la Justicia el amparo con más de 6 mil firmas recolectadas en todo el país. El recurso fue interpuesto por ambos, junto a la abuela del niño, María Eugenia, y los legisladores Javier Iud y Nicolás Rochás. En nuestra provincia son muchas las familias que reclaman el autocultivo con fines medicinales.
Federico Ambroggio, abogado y uno de los impulsores del amparo presentado en Río Negro, explicó que “hay mucha burocracia y un único tipo de aceite ‘disponible’, en el marco de la 27350, el que se llama Charlotte’s Web (en La Pampa el Sempre cubre su costo para el tratamiento de un joven). El problema es que el Charlotte sirve sólo para algunas patologías y no sirve en casos de Tourette. Además, Joaquín necesita rotar las cepas, porque a los tres meses, más o menos, se produce un acostumbramiento y el aceite deja de hacer efecto. Entonces hay que cambiarlo y darle otros”.
“El objetivo de máxima es que se cumpla la ley y que el Estado distribuya el aceite de las distintas cepas a todos los que lo necesitan. Como intuimos que la cosa va a tardar bastante, interpusimos una cautelar para que hasta que el Estado provea, se permita a la familia el autocultivo de plantas de distintas cepas. Esto es importantísimo. Es la segunda vez en todo el país (el primero es un caso de Salta) que se despenaliza el autocultivo”, expresó.

Abrir puertas.
El fallo autoriza el cultivo, pero con ciertas restricciones. “Se permite el cultivo de hasta 14 plantas, en un domicilio específico, y sólo pueden la mamá y los dos abuelos. Tienen que plantar en macetas y no a la vista (no es un problema moral, solo que no puede ser en el jardín para que no puedan robarlas, y tampoco pueden plantar hectáreas enteras). El abuelo, Gabriel Andrés Navarro, que es médico forense, también es responsable, junto con la doctora Cecilia Romero, del control médico de Joaquín”, dijo el abogado al diario Página 12.
“El fallo se circunscribe a Joaquín, pero los jueces, sobre todos los federales, son muy poderosos y tienden a fallar según el mismo criterio. No olvidemos que este caso se presentó en la Justicia federal porque todo lo que tenga que ver con drogas es del ámbito federal. Entonces creo que hay muchas chances de que abra puertas para fallos similares en otros ámbitos”, señaló Ambroggio.

UNA NEGATIVA
EN LA PAMPA
En nuestra provincia, Elba Edith Guevara pidió, mediante un amparo, utilizar el aceite y el autocultivo con fines medicinales a raíz de un tratamiento que comenzó hace más de un año. En abril pasado se hizo una audiencia en el Centro Judicial de Santa Rosa pero no hubo acuerdo entre las partes y por eso el Estado pampeano le negó esa posibilidad, por lo tanto la presentación siguió su curso en la Justicia sin que aún se conozca una resolución al respecto.