Murió un operario

Trece mil voltios se descargaron sobre el cuerpo de Juan Torres, de 33 años, oriundo de Ataliva Roca, ayer a las cinco de la tarde, en un trágico y fatal accidente laboral, en el kilómetro 353 de la ruta 35, entre Santa Rosa y Winifreda, y frente a la estancia “La Primavera”.
Personal de la empresa constructora de caminos Burgwardt, que ganó la licitación de la obra de Vialidad Nacional para la repavimentación de la ruta nacional 35, se encontraba cubriendo baches en esa zona. Torres, que era uno de los operarios, estaba agarrado de una manija en la parte trasera del camión con batea volcadora.
Según pudo confirmar LA ARENA, el camión estaba maniobrando con la batea levantada, cuando atravesó un cable de media tensión de línea rural, de 13,2 kv , a aproximadamente ocho metros de altura.

Cable cortado.
El acoplado cortó el cable, lo que provocó inmediatamente una descarga de 13 mil voltios en el trabajador, que estaba en contacto con el camión. El hombre cayó rendido a la ruta, totalmente quemado, tras recibir la mortal descarga sobre su cuerpo.
Juan Torres permaneció, según cuentan, unos minutos más con vida. Fue rápidamente cargado en un automóvil, pero en el trayecto hacia el Hospital Lucio Molas perdió la vida. En tanto, el conductor resultó ileso, porque estaba dentro del camión y cubierto de goma.
Ayer por la noche todavía se podía observar el rastro del cable roto, que pertenece a la Cooperativa Popular de Electricidad, a unos seis metros de distancia del asfalto de la ruta. Dejó un espacio negro, de pasto quemado, de aproximadamente cuatro metros de largo y dos de ancho. Provocó, en ese momento, el corte de luz de las zonas rurales aledañas.
Cuando el equipo de LA ARENA se acercó al lugar de los hechos, todavía estaba personal de la Seccional Segunda de Santa Rosa, junto al conductor del camión, a punto dar las declaraciones correspondientes a la Policía de La Pampa.