Mutilaron un árbol

"NO HABIA NECESIDAD DE CORTARLO"

La vecina salió, avisada por algunas personas que la conocen, y se encontró con que un grupo de operarios -serruchos en mano, y escaleras dispuestas-, estaban disponiendo podar el árbol ubicado en la vereda de su vivienda, en pleno centro de esta ciudad, en Quintana 79 de Santa Rosa.
Sonia Tueros es un personaje de Santa Rosa, ampliamente conocida -fue dueña del mítico “Café de Sonia”, que por mucho tiempo en las noches reunía a músicos, poetas e intelectuales, en un cálido ambiente de bohemia- y había plantado con sus propias manos ese árbol que -en minutos- si sus interlocutores no la escuchaban, iba a ser mutilado por los municipales.
“No sé si es un aromo, o algo así… pero lo cierto es que hace algunos años yo mismo lo planté en mi vereda… y como pueden ver está totalmente vivo, ya absolutamente verde en su copa, y se iba a poner más lindo cada día. La verdad es que no había ninguna necesidad que lo cortaran como terminaron haciéndolo, pese a que les rogué que no lo hicieran”, le dijo a un cronista de LA ARENA.

Un disgusto.
Intervenida quirúrgicamente hace algunos meses -“me tuvieron que poner un marcapasos”, dijo-, obviamente Sonia debiera hacerse la menor mala sangre posible, pero lo cierto es que ayer recibió un disgusto muy grande. “Les pedí por favor… pero no me escucharon: me dijeron que en algunos momentos iba a pasar el camión, y que tenían que podarlo. Pero fíjense lo que hicieron…”, se quejó amargamente.
Si algo evidentemente no funciona bien en nuestra ciudad -entre otras tantas cosas- es la cultura del árbol, y como dicen que para muestra basta un botón. En este caso una foto es la prueba elocuente de que eso es así…