Inicio La Pampa Nación debe 350 millones y no ajusta por inflación

Nación debe 350 millones y no ajusta por inflación

POR CONSTRUCCION DE VIVIENDAS EN LA PAMPA

Parece un deudor serial. A la falta de pago con respecto a las empresas constructoras que realizan obras en La Pampa, el gobierno nacional también tiene una deuda importante, de unos 350 millones de pesos, con la Provincia por el adelanto de recursos destinados a la construcción de viviendas sociales en territorio provincial.
La información fue confirmada ayer por el Instituto Provincial Autárquico de la Vivienda (IPAV) ante la consulta de LA ARENA. El gerente del organismo Walter Faccipieri señaló que el gobierno pampeano «va a realizar los reclamos correspondientes», aunque no informó si sería por la vía administrativa o judicial ante Nación.
Las firmas pampeanas denunciaron esta semana deudas por todos lados. A la empresa Omar Jubete, los fondos adeudados llegan a los 100 millones de pesos y otros 50 millones es lo que no pagaron a otras firmas, según advirtió la Cámara de la Construcción de La Pampa, preocupada por la situación.
Este escenario generó, desde hace años y por el parate en la actividad, la destrucción de empleo. El gremio de la Uocra advirtió que hasta el momento se perdieron unos 2.000 puestos de trabajo solamente en La Pampa y denunció el posible cierre de empresas en este año, por la falta de pago por las obras nacionales, en el marco del programa de ajuste fiscal.

Sin ajuste.
Faccipieri también contó que curiosamente el gobierno nacional sigue pagando las viviendas a valores de junio de 2015, cuando se firmaron los convenios con la gestión de Cristina Fernández de Kirchner, por el programa «Techo Digno» de construcción de unidades habitacionales, como el recientemente entregado barrio ARA San Juan.
«En ese momento, una vivienda social tenía un costo de 515.800 pesos y hoy llega a 1.200.000 pesos, y a eso hay que sumar la obra de infraestructura para que la gente pueda acceder a vivir en un lugar digno y el terreno», manifestó el funcionario pampeano.
De esa forma, la Provincia aportó durante la gestión de Mauricio Macri el 60 por ciento de los recursos por vivienda y la Nación, que antes se hacía cargo de la totalidad de los recursos, el resto, es decir el 40 por ciento. «Tampoco nos quieren reconocer los mayores costos y la redeterminación de precios. No quieren pagar», dijo.
Esa situación es realmente perjudicial para el Ejecutivo pampeano, ya que sin actualización de los valores -desde que se firma el acuerdo hasta que se termina la construcción- como producto de la creciente inflación, se pierde el valor de ese dinero al momento de la compra de insumos y distintos conceptos.
El gerente Faccipieri destacó que en La Pampa «mes a mes se ajustan» los acuerdos de obras que se firman con las empresas para los distintos proyectos a través del Indice de la Construcción, marcando la diferencia con el gobierno de Cambiemos, con respecto al pago de certificaciones de obra.