Naftas: “La demanda cayó 30%”

Las petroleras volvieron a colocar el fin de semana cupos a la distribución y venta de naftas y gasoil a la espera de nuevos incrementos, según aseguró Julio Alonso, presidente Federación de Entidades de Combustibles (FEC). De esta manera, se espera en las próximas semanas un nuevo ajuste en los precios de los surtidores.
“Las empresas empezaron a poner cupos a la entrega de naftas”, adelantó el empresario después de un fin de semana en el que las compañías ajustaron los valores al alza a causa de un aumento impositivo en el sector.
Los precios de los combustibles en YPF aumentaron el sábado hasta 2,5%, mientras que en otras empresas privadas como Shell se incrementaron hasta 12%, lo cual pondrá más presión a una inflación que ya viene acelerada por el traspaso a precios de la suba del dólar.
A raíz de este nuevo ajuste, en las estaciones de YFP, el litro de nafta súper pasó de 26,84 a 27,51 pesos, es decir, subió su precio en 67 centavos. Mientras que la Infinia saltó de 31,73 a 32,41 pesos, incrementando su valor en 68 centavos.
En cuanto al diesel, el precio por litro que a fines de agosto se vendía a 26,54, subió 45 centavos y se ubicó en los 26,99 pesos, monto que implica un avance del 1,6%, al tiempo que la Infinia Diesel trepó un 1,4% en su valor que pasó de los 32,70 a los 33,18 pesos, es decir, 48 centavos.
Alonso afirmó que con las últimas subas de precios, la demanda de combustibles cayó “hasta un 30%” en las estaciones de servicio dado que “la gente ha decidido guardar el auto”.
“Vamos a tener que buscar la solución con el Ministerio de Trabajo y los gremios que representan a los empleados; no queremos que la gente se quede sin trabajo”, dijo el estacionero al hablar sobre la situación crítica de las expendedoras.
Alonso aclaró que tampoco la FEC puede pedirles a sus asociados que sigan manteniendo a los empleados a pérdida, por lo que se tendrán que buscar medidas que permitan evitar una sangría de empleos en el sector.