Inicio La Pampa No fue secuestro pero investigarán violencia de género

No fue secuestro pero investigarán violencia de género

FRENTE AL ANSES

Luego de un día de investigación, la Policía logró esclarecer el hecho de un supuesto secuestro de una mujer en pleno centro local. Lo que en principio se presentó como un caso de gravedad, terminó siendo una discusión de una ex pareja que terminó en una causa por la posible existencia de violencia de género.
Con los datos conocidos, la Policía fue el viernes por la noche a un local bailable que se ubica en la calle Quintana. Allí los efectivos averiguaron algunos datos y pudieron dar finalmente con la mujer que había sido “secuestrada”. Los uniformados dialogaron con integrantes de la seguridad del boliche y supieron sobre una chica que asistió al local y que tenía vestimentas similares a la descripta por el testigo de Anses. “La gente de seguridad nos hizo referencia a una mujer rubia que había estado con tres hombres y que hubo un altercado en la pista. Como vieron que no ocurrió nada que requiera su intervención, los de seguridad no actuaron. Este empleado recordó que cerca de las 6 la chica se retiró. Nos describió a una mujer que coincidía con el testigo de Anses”, dijo el comisario Gustavo Orozco, jefe de la Seccional Tercera.
“En horas de la madrugada de hoy (por el sábado), hablamos con el propietario del comercio nocturno, quien aportó un apellido de una mujer que es habitúe del lugar y que podría ser la persona involucrada. En la mañana la localizamos y compareció a la Seccional”, continuó el comisario y agregó que “reconoció que era ella, que se trató de una ex pareja con quien tuvo una discusión pero que se subió al vehículo por su propia voluntad y que no hubo violencia. Pero de acuerdo a testigos hay indicios de que hubo un signo de violencia”. Por ello, ayer la joven de 26 años fue asistida por la Unidad Funcional, que llevó adelante una causa por violencia de género. Su ex pareja, en tanto, “está identificado, pero no se actuó aún sobre él”.

Mensaje de voz.
Otra arista del caso incluyó un audio que circuló en las redes sociales: “un empleado de Anses que, por querer darle una lección a una hija, escuchó la historia que contaron los policías y envió el audio a la hija con el objetivo de asustarla porque -según dijo- tiene problemas de que no le hace caso… La hija lo hizo viral al audio y originó un revuelo. Hablamos con él, lo trajimos a declarar y pidió disculpas”, explicó el comisario.