“No habrá ni olvido ni perdón”

ADVERTENCIA DE LA UCR A MARINO POR VOTO CONTRA EL ABORTO LEGAL

La decisión del pampeano Juan Carlos Marino, al igual que la de otros senadores de la UCR, de votar en contra de la ley de interrupción voluntaria del embarazo generó una gran resistencia interna en ese partido y así lo hizo saber la Juventud Radical, que advirtió que “no habrá ni olvido ni perdón” para quienes no estén a favor del aborto legal.
Las organizaciones juveniles de la Unión Cívica Radical ofrecieron una conferencia de prensa donde exigieron a los senadores y senadoras del partido que voten a favor del proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo, que hoy llegará al recinto del Senado de la Nación, después de obtener media sanción en Diputados.
En el debate, La Pampa contará con tres representantes. Norma Durango y Daniel Lovera (PJ) ya adelantaron que votarán por la iniciativa propuesta por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, mientras que el radical Marino anunció que rechazará la propuesta.
La agrupación feminista “Socorro Santa Rosa” indicó que durante 2015, 2016 y 2017, junta a otra agrupación socorrista en General Pico, asistieron con información y acompañamiento en La Pampa a 300 mujeres que decidieron interrumpir sus embarazos no deseados. Estos casos se suman a los abortos que se hacen en hospitales públicos, los cuales se encuentran amparados por la actual legislación, y aquellos de los cuales no se tienen registro debido a la clandestinidad de la práctica.

Los abortos “existen”.
La titular de la Juventud Radical, Luciana Rached; el secretario general de la Franja Morada, Juan Pablo Cebrelli; el presidente de la Federación Universitaria Argentina, Bernardo Weber; y la dirigente del radicalismo, Pamela Martín García, estuvieron en la ronda de prensa junto a más de 300 jóvenes, los y las diputados que votaron a favor de la ley y dirigentes de todo el país, entre los que se destacaban el vicegobernador de la Provincia de Buenos Aires, Daniel Salvador, Ernesto Sanz y Martín Lousteau.
Rached resaltó que el radicalismo es “el partido político de los derechos humanos de ayer, de hoy y del futuro. De la ampliación de derechos: la patria potestad compartida, el divorcio vincular, el artículo 14 bis, el sufragio universal”.
“Los abortos clandestinos existieron y existen”, afirmó la joven dirigente del radicalismo y subrayó que “desde siempre las mujeres abortan. La aprobación o rechazo de esta ley impactará en decenas de miles de mujeres, que anualmente sufren las consecuencias del aborto clandestino: infecciones y muertes”.
“Tenemos que hablar de mejores políticas públicas, porque de esto se trata de una cuestión de salud pública que defienda a los más desamparados. Es una realidad, hay quienes sufren más que otros”, destacó Rached y concluyó: “Nos queda ser responsables, legislar sobre una realidad. El 8 de agosto el radicalismo tiene la obligación de salvar esta ley. Senadores: que sea ley”.

“Ni olvido ni perdón”.
“Diversas generaciones de la UCR nos encontramos acá, como desde hace 128 años luchando por ser cada día más libres, iguales y con el pleno goce de nuestros derechos humanos”, sostuvo Pamela Martín García, integrante de la comisión de Cabildeo de la Campaña nacional por el derecho al aborto legal seguro y gratuito.
“Les exigimos a los senadores de la UCR que voten por la despenalización y legalización del aborto”, reclamó la dirigente feminista del radicalismo y amplió: “El derecho a decidir está en nuestros principios, en nuestra historia, en el compromiso de nuestras mujeres”. Y afirmó: “No habrá ni olvido ni perdón para quienes voten en contra de la vida y la salud de las mujeres”.