“No hay posibilidad de financiar ninguna obra”

EL IMPACTO DEL AJUSTE DE MACRI EN LA UNIVERSIDAD NACIONAL DE LA PAMPA

El rector de la UNLPam, Oscar Alpa, aseguró que la posibilidad de continuar las obras en el campus de la universidad, en Santa Rosa, y de iniciar la construcción de un comedor propio en la ciudad de General Pico, quedaron paralizadas para este año. Así se lo informaron desde la Secretaría de Políticas Universitarias de la Nación, del mismo modo que al resto de las autoridades de las universidades nacionales.
“Tuvimos reuniones del CIN, que es el consejo de rectores de las universidades nacionales. Esto repercute de distinta manera, los convenios particulares había muchas universidades con convenios firmados, que esto implicaba una fuente de recursos y de investigación y consultoría que se hacia a Nación y es lo que suspende el decreto”, dijo Alpa, en declaraciones realizadas a CPEtv, el canal de cable cooperativo. El rector aseguró que la UNLPam no tenía ningún convenio firmado.

“Preocupa mucho”.
“Después está el tema de las obras que nos preocupa mucho. En La Pampa no tenemos ninguna en ejecución ni que se haya firmado convenio, sí se habían presentado proyectos a mitad del año pasado, que no fueron adjudicados. Uno era para dar continuidad al campo universitario de Agronomía y Ciencias Exactas y Naturales. Y por otro lado, la del comedor universitario de General Pico, sobre terrenos de la propia Universidad. Hay un anhelo de tener un comedor propio, porque hasta ahora los de Pico y Santa Rosa están alquilados”, explicó.
Alpa aseguró que fueron suspendidos en otras universidades convenios por obras que estaban firmados, con lo cual, los de la UNLPam, que no habían llegado aún a ese estadío, quedaron mucho más relegados. “Hemos tenido una reunión con la Secretaría de Políticas Universitarias y nos dijeron que durante 2018 no hay posibilidad de financiar ningún tipo de obras, por lo menos de temas nuevos, salvo reestructuras de programas o convenios que existieran”, amplió.
Por último, el rector aseguró que el otro “gran problema” que enfrenta la casa de altos estudios es el del aumento en los gastos de funcionamiento, sobre todo por los aumentos en los precios de los servicios y de algunos insumos que están dolarizados, los cuales se vieron fuertemente afectados por la corrida del dólar.

El peor año.
Este año, el Instituto de Estudios y Capacitación (IEC) de la Conadu, que analiza la situación presupuestaria de las casas de estudio en base a datos del Ministerio de Hacienda de la Nación, concluyó que este será el año más crítico para la universidad pública desde que Mauricio Macri asumió la Presidencia.
Según el informe, el presupuesto total asignado por el Congreso a las universidades para este año era de 107.600 millones de pesos. El IEC aseguró que en lo que va del año, ya se le han recortado 1.056,4 millones de pesos. El informe destaca que a esos informes deben sumarse el fuerte ajuste vía inflación para el presupuesto universitario, y también vía devaluación del peso, puesto que existen gastos que se ven afectados por el precio del dólar.