Inicio La Pampa "No nos vamos a ir de vacaciones"

«No nos vamos a ir de vacaciones»

JOSÉ CARLOS DEPETRIS, PRESIDENTE DEL NUEVO BLOQUE DE CONCEJALES DEL FRENTE PARA TODOS

Desde el primer día que asuman los ediles que integran el Concejo Deliberante representando al Frente de Todos, empezarán «a trabajar en las cuestiones que les importan a los vecinos» y -más allá que las sesiones comenzarán el 1 de marzo- han prometido que no tomarán vacaciones este verano.

José Carlos Depetris, quien presidirá el bloque oficialista, en diálogo con LA ARENA señaló que toman el cargo como «un compromiso ético con los vecinos», y aseguró que «podría decirse que ninguno de nosotros tomará vacaciones este verano».

Dedicación full time.
El concejal electo destacó que todos sus compañeros de bancada se dedicarán únicamente a trabajar en el cuerpo deliberante. Depetris actualmente se desempeña como gerente de Servicios Sociales de la CPE Santa Rosa, y dijo que todos los ediles que corresponden al bloque oficialista cumplirán en el próximo período legislativo una función full time, pidiendo licencia en sus respectivas actividades particulares.

Agregó que él y sus pares tienen «un compromiso ético con el vecino», y por eso «vamos a trabajar a destajo sobre las necesidades de Santa Rosa; y obviamente para apuntalar la gestión de Luciano di Nápoli en su calidad de intendente. En eso estamos comprometidos todos los concejales de nuestro bloque», aseguró.

Sin vacaciones.
Después, consciente de los problemas estructurales que afronta la capital provincial, expresó: «Ninguno de nosotros nos vamos a ir de vacaciones este verano, porque el compromiso moral y ético es estar donde tenemos que estar. Lógicamente que haremos el trabajo de gabinete en nuestras propias oficinas, pero además vamos a estar con el vecino en la calle, abordando temas urticantes… va a ser un verano calentito, para ver, evaluar y trabajar. Es nuestro compromiso, e invitamos a que los integrantes de los demás bloques nos acompañen y trabajemos todos como verdaderos munícipes», insistió.

Reiteró que la idea inicial es «salir a la calle, hablar con los vecinos y ver de qué manera empezamos a solucionarles sus problemas».
El concejal electo dejó una frase final: «Nosotros creemos de verdad que la patria es el otro, y tomamos nuestra función como una carga cívica, como un compromiso ético hacia la sociedad».

Eleno: «Tengo expectativas».
Araldo Eleno, uno de los concejales que deja su función -volverá al gobierno provincial-, expresó «muchísima confianza, muchas expectativas en lo que puede hacer Luciano di Nápoli. Tiene equipo de trabajo, se preparó muchos meses y conoce la problemática de la ciudad. A diferencia de la gestión actual tiene un plan, y no es una utopía, sino algo concreto y realizable».

El edil saliente analizó que «Di Nápoli va a tener presencia en la calle, la que no tuvo Leandro, y es importante porque eso es lo que marca la agenda. Creo que cambia la gestión y cambia Santa Rosa», dijo sin ocultar su optimismo.

«Leandro desilusionó».
Al evaluar lo actuado por Leandro Altolaguirre opinó que lo que no se hizo «no fue por falta de recursos, porque la Provincia le puso la plata, y quedaron por utilizar los millones para la obra del Butaló, hubo cuadras de pavimento sin terminar, y la planta de asfalto nunca la pudieron hacer funcionar… hubo sí falta de gestión, y muchas obras que se que se pudieron hacer y no se hicieron, por falta de equipos de trabajo y por no estar con los vecinos».

Uno de los mayores reproches a Altolaguirre, por parte de Eleno, estuvo vinculado a su falta de presencia en la calle: «Los comedores se caían a pedazos y él no iba a verlos. Solamente negaba que eso pasara», ejemplificó.
Y siguió: «su gestión fue pobre y desilusionó. Sobre todo a los que lo votaron los decepcionó. Porque había alguna expectativa que podía hacer algo mejor, pero lo cierto es que empeoró la situación de Santa Rosa».

Los ediles que vienen.
Sobre el Concejo que viene Araldo Eleno explicó que «en el verano van a tener que meterle muchísimo, más allá que no funcione el Concejo y no haya actividad parlamentaria. Pero los nuevos concejales, a los que conozco, por lo menos los del PJ, van a tener que empezar a ver la parte operativa, los comedores, el Provida, el relleno sanitario, el cementerio, la planta de asfalto… una diversidad de cosas que tiene a cargo la municipalidad. Eso para estar en condiciones de legislar desde el primer día. Son dos meses para poder planificar el año y de entrada empezar a meter proyectos desde la primera sesión del 1 de marzo del año que viene», completó.