“No perjudica a trabajadores”

ALPARGATAS VENDIO LA MARCA TOPPER A UN EMPRESARIO BRASILEÑO

El empresario brasileño Carlos Wizard Martins pagará u$s24 millones (100 millones de reales) al gigante textil Alpargatas para ser el nuevo dueño de la marca deportiva Topper, en Argentina.
En esta negociación, llegaron a un acuerdo para transferir el 22,5% de los negocios de la textil brasileña en el país. Esta porción, según informa el diario Ambito Financiero, incluye toda la operación de Topper en Argentina.
“El acuerdo prevé la posible enajenación de la participación accionaria remanente sujeta al ejercicio de la opción de compra o de la opción de venta. En el caso de que una de esas opciones se ejerza, el precio determinado para el 100% del negocio será calculado con base en el múltiplo de 6 veces el Ebitda”, detalló Alpargatas en un comunicado.
En otra oportunidad, esta empresa había alertado que sus ventas en Argentina sufrían una fuerte caída del 6,6% interanual, con una pérdida de 80 millones de dólares. Con el ingreso de Wizard Martins, Alpargatas estaría buscando cambiar la realidad que atraviesa Topper en Argentina.
Este año, 67 trabajadores fueron despedidos de las plantas que la empresa tiene en Catamarca. En este contexto, también ofrecieron retiros voluntarios y suspensiones. Esta crisis ya había sido anunciada por la Asociación Obrera Textil, ya que en su momento llegó a tener un 1.300 empleados, y ahora quedaron 280.
Santa Rosa no quedó exenta de esta adversa situación. A fines de mayo echaron a 73 trabajadores, y de los 400 operarios que supo tener, actualmente quedan 130.

“Mucha incertidumbre”.
A raíz de esta noticia, este medio se comunicó con el secretario general de la Asociación Obrera Textil. “La venta ya se produjo una parte en 2015 y 2016, y ahora se está completando con el 22,5% de los capitales argentinos, pero no altera en nada el funcionamiento de las plantas que están haciendo el calzado Topper, ni en Santa Rosa, ni en ninguna parte. Con respecto a esto, no afecta a los trabajadores”, aclaró el dirigente gremial.
Por otro lado, se le consultó sobre la realidad de la producción en la empresa textil, y lo que esperan que suceda a raíz de la actual caída de la actividad económica. “Se está viviendo con mucha incertidumbre dentro de la planta con los trabajadores todos los días, con la caída de las ventas y con muy pocas ventas, además. Los operarios preguntan constantemente cómo va a seguir esto, y no se sabe, porque es un poco la realidad del país”, advirtió.
Sobre la posibilidad de que se efectúen nuevos despidos, el líder textil dijo que “por ahora no se está hablando ni de despidos, ni de suspensiones o de retiros voluntarios. Pero esto es el día a día, y se esperará a ver qué sucede en la lucha contra las importaciones, que es lo que perjudica a la industria en este momento”.

Imperio económico.
El empresario del país vecino, Carlos Wizard Martins, desarrolló un imperio económico como propietario de Wizard Instituto de idiomas, una entidad de enseñanza con filiales en una decena de países que emplea a 45.000 personas y cuenta con 1 millón de alumnos.
También, ingresó al rubro gastronómico, al haber acordado con la mayor empresa de restaurantes del mundo, la cesión de las licencias de las marcas Pizza Hut y KFC en Brasil. Este negocio fue valuado en 135 millones de reales en ese momento.
Entre otros de sus negocios se ubica, además, una cadena de productos naturales y orgánicos llamada Mundo Verde.