Inicio La Pampa "No pueden culpar al peronismo"

«No pueden culpar al peronismo»

PARA MARIN, EL GOBIERNO NACIONAL ESTA "PERDIDO COMO TURCO EN LA NEBLINA"

«Las medidas que están proponiendo los gobernadores son coherentes», dijo el presidente del PJ en La Pampa, Rubén Hugo Marín. El dirigente, por otra parte, destacó el «rol preponderante» que el primer mandatario Carlos Verna viene sosteniendo en distintas reuniones donde se encuentran gobernadores del PJ, y se mostró molesto disintiendo con quienes afirman que «cuando el peronismo huele sangre va por todo». El ex cuatro veces gobernador, en diálogo con LA ARENA, razonó que el problema más que económico es político, y sostuvo su sensación de que la sociedad «está shokeada».

-¿Qué sensaciones tiene con todo lo que está pasando?
-Parece que estamos perdidos como turco en la neblina. Yo generalmente veo lo que ve todo el mundo, que hay un desconcierto en el gobierno nacional, que en última instancia es producto de la política aplicada. Creo que es un problema más que económico político, porque diera la impresión que hay una clara obstinación de continuar con este proyecto neoliberal.
Pero era el que prometió (Mauricio Macri), y vemos que hoy hay un enorme desconcierto y lo más cómodo es agarrarse con el comerciante que no sabe qué cobrar, no saben cómo vender la mercadería.
-Usted dice que no hay error en la aplicación de un plan.
-Claro, no se equivocaron en el proyecto porque era esto lo que proponían. Lo que no sabíamos era que podrían llegar a un extremo que no hayan previsto las consecuencias. Veremos si siguen con esta obstinación, de continuar en esta circunstancia o cambian las medidas económicas.
Yo no hablé con el gobernador que ha estado en Buenos Aires y debe tener más información.
-Siempre se dice cuando el peronismo huele a sangre va por todo. ¿Qué valor hay que adjudicarle a esa frase?
-Intentar echarle la culpa al peronismo, como han intentado hacer, no resiste el menor análisis. Decirlo es una mala actitud y predisposición y algo que no tiene sentido común… además si el peronismo manejara todos esos factores estaría en el gobierno.
Y realmente no, el peronismo está en silencio esperando convenir con el gobierno para cambiar y poder salir de esta situación
-Los gobernadores están hablando de plantear una alternativa del presupuesto para 2019.
-Son los únicos que han llevado una medida coherente: no sólo cómo seguir ajustando, sino cómo generar aportes de otros sectores. Porque acá siguen ajustando, y hay que procurar elementos para seguir en la producción, porque el ajuste se va a los sectores más modestos de la sociedad.
Nuestro gobernador ha tenido gran preponderancia en los últimos días, y ha puesto un poco de racionalidad ante la irracionalidad del gobierno.
-¿Pero hay sectores que apuestan a otra cosa, que alientan más descontrol?
-No lo he notado en Buenos Aires, en reuniones donde hay distintos sectores del peronismo. A ninguno le he escuchado decir vamos a poner en más dificultades al gobierno nacional.
Confrontar sí por no compartir la política económica, pero acá los que manejan cien millones de dólares, no son precisamente del peronismo… en todo caso serán los veinte tipos que se han quedado con la diferencia. Ahora la han hecho en 24 horas.
-Da la sensación que cuando un gobierno se mete con la educación no le va generalmente bien. ¿Se acuerda de cuando lo hizo López Murphy?
-Pero claro, las marchas han sido muy importantes en todo el país, y la última, aquí y en Buenos Aires en un día inhóspito. Había muchísima gente.
Aunque la gobernadora de la provincia de Buenos Aires haya dicho que la universidad no es para los pobres.
Esa es la ignorancia, la maldad… y cuando se meten con la educación indudablemente se toca la piel más sensible de la sociedad. Hoy no hay sector que no se sienta afectado por este planteo.
-¿Cree que una crisis como ésta hace necesario cambios en el gabinete nacional?
-Si van a cambiar y no van a cambiar nada, que dejen los mismos. Veremos el lunes lo que diga el ministro de Economía.
Pero si se cambia el rumbo de la economía no se puede hacer con la misma gente. Ahí hay que cambiar los ejecutores… pero no sé quien maneja la economía, porque parece que ministro de Economía no hay.
Sí creo que hay que cambiar la política económica, en mi modesto concepto. Pero si la convicción de los que están es ésta, y no modifican nada para qué los van a cambiar a los protagonistas.
-El planteo de los gobernadores, podría ser una buena alternativa.
-Por lo menos han llevado elementos, y sería bueno que busquemos el camino más racional.
La verdad es que no conozco los detalles, pero trataré de hablar con el gobernador para que me comente. Está bien buscar un poco el equilibrio en el presupuesto, si no acá los platos rotos los van a pagar las provincias.
-La Pampa a pesar de las dificultades está ordenada.
-Sí, claro que sí. Pero duele y perjudica la discriminación: cómo te puede decir un gobierno a ustedes no les damos viviendas porque no tienen villas miserias. Si ése es el concepto, las villas miserias las vas a tener pronto.
-Con esta crisis parece que quedó de lado bastante el tema de las elecciones…
-Sí, así es. Porque está muy impactada la sociedad, uno tiene parientes, amigos, y lo ve… Estuve en Pico, y la sociedad está shockeada. Algunos comercios no te quieren vender, una de mi hija fue a comprar un par de zapatillas, le dijeron venga la semana que viene a ver qué pasa con los precios.
-Marín, es difícil alguna frase para que la gente se aferre a una esperanza.
-Si cambia la política económica, no es tan difícil, el presidente puede dirigirse a la sociedad…
-Pero pasa que no se le cree lo que dice.
-De acuerdo. Pero alguna voz oficial con alguna medida que se tome tiene que haber. Tienen que informar (Mauricio) Macri o los ministros. Pero da la impresión que no saben cómo salir, y pecan de soberbia. Pero insisto, el problema es más político que económico.
No puede ser que las cámaras de Senadores y de Diputados estén ajenas a lo que ocurre. No debiera ser así.
Ya nos tocó esta situación en el 2001 y no es cómoda. El primer impacto lo recibimos en la Provincia: te vienen a golpear la puerta de la Casa de Gobierno, del municipio, y no sabés cómo responder.