Inicio La Pampa "No sé si volveré alguna vez a una ruta"

“No sé si volveré alguna vez a una ruta”

HABLO EL CAMIONERO DE LA TRAGEDIA EN CARMEN DE ARECO

Juan Ignacio Batalla es el conductor del camión Volvo que impactó contra una camioneta Chevrolet S10 en la que viajaban 16 personas. El episodio ocurrió el pasado domingo, en la intersección de las rutas 7 y 51, a la altura de la ciudad de Carmen de Areco, provincia de Buenos Aires. A raíz del choque, nueve personas -entre ellos cinco menores- perdieron la vida; mientras que otros siete fueron hospitalizados con heridas de distinta gravedad. Tras el episodio, Batalla también fue hospitalizado a pedido del propio camionero que apenas observó los cuerpos sin vida sobre la ruta, no pudo descender de su camión. El muchacho, oriundo de la localidad de Vertiz, pero que hace ya tiempo reside en General Pico, estuvo demorado por el siniestro, y la UFI Nº4 de Mercedes a cargo del fiscal Lisandro Mazón intervino en el caso. En principio los hechos fueron calificados como homicidio culposo múltiple, pero Batalla fue liberado el martes. “Hay un dato objetivo de la realidad, que es que la prioridad de paso la tenía el camionero Batalla porque él iba por ruta nacional, mientras que la camioneta circulaba por la ruta provincial”, dijeron en su momento fuentes ligadas a la investigación a medios nacionales.
“Manejar un camión es lo que a uno le gusta y lo seguiría haciendo, pero la verdad es que yo no sé si alguna vez voy a poder volver a manejar en una ruta. En su momento tendré que ver si soy capaz. Ahora estoy luchando por volver a sentirme bien”, confesó con angustia el muchacho en un diálogo con Infobae.

Relato desgarrador.
“Lo que estoy viviendo en estos días no se lo deseo a nadie, pero a nadie en el mundo, eh. Yo trato de andar como si nada, trato de comportarme normalmente, con mi familia, con amigos, pero la verdad es que no quiero hablar con nadie. Si fuera por mí, me quedaría encerrado en mi cuarto todos los días”, confesó el joven camionero al sitio mencionado. Su situación es realmente angustiante y reconoció que “desde que ocurrió eso, estoy en tratamiento. Me veo con un psicólogo y un psiquiatra todos los días. Pero lo que estoy viviendo es insoportable, es intolerable”, afirmó.
En cuanto a su vida diaria sostuvo que “sigo porque tengo que seguir por mi familia. Pero esto los está afectando a ellos también. A las mañanas me pongo a llorar en el medio de la mesa de mi casa y mi hijo, que tiene 2 años, se da cuenta de que me pasa algo. Viene y me trata de contener, me abraza. Yo no sé cómo hacer para que no le afecte a él también todo esto”.
El muchacho aún no tuvo contacto con los familiares de las víctimas, pero no descartó la posibilidad de hablar con ellos: “yo no quiero ponerme acá en el lugar de víctima, porque estas familias perdieron a seres queridos y ellos no van a estar nunca más. Ellos perdieron algo y nunca más lo van a tener. Yo soy una persona responsable en lo que hago y soy consciente de las cosas. Si pudiera hablar con ellos lo haría, porque me gustaría explicarles que no pude hacer nada para evitar que me chocaran. No tuve tiempo de reacción”, dijo. Por el momento, Batalla no sabe cuándo regresará a trabajar. Ni siquiera sabe si el trágico episodio vivido cambiará por completo el rumbo de su vida.