Inicio La Pampa "No son hechos aislados"

«No son hechos aislados»

RECLAMO DE "LIBERTARIAS PAMPEANAS"

Una organización denominada «Libertarias Pampeanas» reclamó, una vez más, la separación entre el Estado y la Iglesia Católica, y se preguntó cuántas denuncias contra sacerdotes por abuso sexual habrán sido ocultadas por la Iglesia.
El colectivo, integrante de la Red de Sobrevivientes de Abuso sexual eclesiástico de Argentina, planteó su enojo porque la sucesión de denuncias -públicas y penales- de casos de abuso sexual contra sacerdotes católicos «se tratan a estas denuncias como hechos aislados y no como algo interconectado y que sucede sistemáticamente dentro de la Iglesia Católica a nivel nacional e internacional?».
«La forma de operar de la Iglesia Católica, cada vez que detecta una situación de abuso, es el traslado del acusado y el silenciamiento de los sobrevivientes», sostuvo el colectivo, comportamiento que «constituye un sistema concreto de encubrimiento».
«¿Somos conscientes que con nuestro silencio, nuestro no hacer, nuestra apatía social, estamos encubriendo una red de pedófilos y abusadores que se consideran «hombres de Dios», los cuales imponen su moral en la agenda política y social?», planteó.
Tras recordar que solo en La Pampa hay un cura condenado y dos acusados por abuso sexual, las libertarias se preguntaron «¿Cuántas denuncias habrán quedado dentro de la estructura de la Iglesia?» y cuántas personas «no se atreven a denunciar por miedo a ser desacreditadas y estigmatizadas?».
«Hoy más que nunca exigimos Iglesia y Estado asuntos separados», sostuvo la agrupación, solicitando a los medios de comunicación «un compromiso para investigar este nefasto sistema» manteniendo un «trato digno y respetuoso» para los denunciantes, preservando su privacidad y evitando la revictimización.
«¡Basta de sacerdotes abusadores! ¡Basta de obispos encubridores! ¡Basta del silencio cómplice!», reiteraron al concluir la declaración.