“No tenemos la cifra de la estafa”

TARJETAS "TRUCHAS"

La investigación por la venta de tarjetas de estacionamiento apócrifas en el centro santarroseño avanza en la Justicia mientras que desde el municipio no descartan la participación de una más de una persona en la maniobra. “No conocemos la magnitud de la estafa”, admitió el secretario de Gobierno municipal, Sandro Martín.
“La causa es materia de investigación por parte de la fiscal Cecilia Molinari, en éstos 15 días no se van a hacer infracciones por falta de tarjetas estacionamiento medido y tanto los particulares como los comercios ya pueden hacer el intercambio de las tarjetas apócrifas con las legales. A quien se acerca se le labra una acta para saber dónde las adquirió y así poder investigar el origen”, explicó Martín.
El funcionario amplió que desde la comuna se visitó a los 70 comercios habilitados para vender las tarjetas y afirmó que “todavía siguen apareciendo” las boletas “truchas”.
“Aún no tenemos el monto que significa la estafa. Lo que nosotros sabemos es que quien llevaba adelante la maniobra es (un empleado) 247 quien además de ya ser formalizado por el delito de estafa se decidió no renovarle el contrato. Sospechamos que una maniobra semejante no puede ser llevada adelante por solo una persona, pero eso se está investigando. Para que sea una asociación ilícita tienen que ser tres o más personas, así que habrá que ver si puede encuadrar dentro de esa figura delictiva”, explicó Pina desde el municipio.
Pina reiteró que hasta la semana próxima no se labrarán multas, al menos hasta que se normalice la entrega de nuevas tarjetas de estacionamiento a comercios y particulares. Desde la municipalidad capitalina calculan en más de 3.000 la cantidad de tarjetas truchas.

Intercambio.
La comuna dispuso desde el 1° de agosto que en el hall principal del edificio de la avenida San Martín se puede efectuar el cambio de aquellas tarjetas de estacionamiento apócrifas, por el nuevo modelo y numeración. “Aquellos comercios y personas que posean tarjetas de series anteriores, podrán reemplazar las mismas sin costo alguno”, indicaron oficialmente.
La causa se detectó en un kiosco que tenía a la venta tarjetas apócrifas, situación que motivó el decomiso de las mismas. En ese mismo procedimiento, la Policía llevó las tarjetas a otro comercio que las vende, de otro rubro, para compararlas. Sorpresivamente, los investigadores notaron que las de ese local también eran falsas, situación que motivó un nuevo decomiso y el inicio de la investigación judicial.
En Santa Rosa, el estacionamiento medido se realiza con tarjetas de papel que el municipio vende a los comercios a 8 pesos y estos expenden al público a 10 pesos. Una tarjeta sirve solamente para permanecer estacionado por treinta minutos, con lo cual, una persona que va a permanecer estacionada por más tiempo debe adquirir más de una.