Inicio La Pampa "No tenía pulso y me trasladaron a Santa Rosa"

“No tenía pulso y me trasladaron a Santa Rosa”

BERNASCONI: UNA VECINA SALVO SU VIDA GRACIAS A LA TELEMEDICINA

El ministro de Salud de La Pampa, Mario Kohan y el subsecretario del área, Gustavo Vera, estuvieron hace unos días en General San Martín explicando los alcances de la telemedicina y su implementación en las distintas localidades.
Se trata de una herramienta donde el médico del primer nivel de atención, puede realizar interconsultas con especialistas en caso de una urgencia o emergencia, ya que en el caso de cardiólogos, por ejemplo, “hay cuatro en Santa Rosa y tres en General Pico, uno de ellos está de guardia las 24 horas, en cualquier lugar de la provincia se hace un electrocardiograma, lo envía y el cardiólogo le informa en el momento, si existe una patología, el cardiólogo asiste al médico en forma remota” explicó el ministro Kohan a LA ARENA.
Como se informara recientemente, la telemedicina ya ha salvado la vida a 14 personas en los últimos meses. Uno de esos casos es de la localidad de Bernasconi, donde Julia Benicia González hoy se encuentra en buen estado de salud, en su casa.

“No tenía pulso”.
La mujer habló con este diario y recordó lo que vivió a fines de enero de este año, cuando asistió al hospital local por una presunta gripe y terminó siendo trasladada en Santa Rosa de urgencia.
“Me levanté esa mañana con mucho dolor en la garganta y en el pecho. Pensé que era una gripe, preparé jugo y tomé los remedios habituales, me bañé, llamé a un remís y fui hasta el hospital”, indicó la vecina sobre aquella mañana donde poco después todo el sistema de salud se puso en marcha.
Agregó que llegó al centro asistencial de la localidad y pidió un turno para un médico y en ese momento apareció el enfermero Cristian de la Cruz, “le dije que me tomara la fiebre porque me dolía el pecho y la garganta, pero el consideró tomarme la presión primero. Y no tenía pulso, volvió a tomar y no tenía pulso. Enseguida llamó a los médicos y al constatar que no tenía pulso me llevaron a hacer un electrocardiograma. Ahí me dijeron que había que trasladar”.
Fue en ese momento que todo el mecanismo de la telemedicina se puso en marcha y los médicos locales trabajaron guiados en forma remota por un especialista.
Julia González dijo que la durmieron, “me dieron unos golpes de corriente (con un desfibrilador) para que el corazón marchara, me llevaron derecho al hospital y me derivaron a la clínica Modelo (de Santa Rosa). Me hicieron todos los estudios, no aparecía nada, surgió que tengo el mal de Chagas que en verano se hace más intenso”.
Finalmente explicó que próximamente tiene que visitar al cardiólogo, “ya me hicieron todos los estudios que duran 24 horas, ahí me van a decir si necesito marcapasos o no”, cerró.

Política de Estado.
Hace unos días el subsecretario Vera explicó que la telemedicina, una medicina a distancia, está vigente desde poco después de asumir el ministro (Mario) Kohan, y con el acompañamiento del gobierno provincial, está implementado como política de Estado. “Sabemos que nuestra provincia tiene más de 80 pueblos en un territorio de 140.000 kilómetros cuadrados. Son distancias muy largas, con más de 120 servicios de salud en toda La Pampa”, señaló.
“El nuevo paradigma que genera la telemedicina provoca un cambio cultural en los equipos de salud, y llegamos a lugares remotos que jamás alcanzaríamos aún nombrando el doble de personal”, dijo Vera.
El médico señaló que el programa resultó “sumamente exitoso”, porque no solo se logran salvar vidas sino además produce un efecto secundario con importantes ahorros; destacando que “se han producido 200 derivaciones menos, obviamente se gasta menos combustible, y en el último año de 14 infartos asistidos en forma remota arrojó que todas las personas están vivas”.