Inicio La Pampa "Nos estamos fundiendo"

«Nos estamos fundiendo»

QUITA DEL SUBSIDIO AL TRANSPORTE

Hugo Sagrado es propietario de Expreso Alvarez y posee una flota de minibuses que realizan viajes de pasajeros a Victorica y a General Acha desde Santa Rosa. En diálogo con Radio Noticias, alertó sobre la grave crisis que atraviesa su sector desde que el presidente Mauricio Macri anunciara la quita de subsidios al transporte. «Todas las empresas redujeron sus frecuencias, y muchas se están fundiendo», contó.

Sagrado es también secretario de la Asociación de Minibuses, y expresó que hubo una caída de un 30 por ciento en la cantidad de usuarios tras el aumento de la tarifa. «La gente no puede pagarlo: ahora no les queda otra que organizarse por redes sociales para compartir los gastos y viajar en algún vehículo particular».

«Tengo que sacar frecuencias, porque no doy más», continuó. «Y tienen razón los empleados cuando piden aumento, pero sinceramente no se los podemos dar. Hemos salido con tres o cuatro pasajeros, y necesito 14 sólo para salvar el gasto de la combi para ir a Victorica, sin contar los otros gastos, de oficina, del boletero», expresó desesperado.

«Tenemos que despedir personal», prosiguió con tristeza. «Todos son excelentes empleados, la mayoría arriba de los diez años de antigüedad, y me duele en el alma porque son compañeros de trabajo, pero la realidad es que todas las empresas estamos en crisis y no podemos cubrir los gastos», agregó.

El cambio.
Acorde a Sagrado, hace algunos años, cuando comenzó con Expreso Alvarez, el boleto a Victorica valía 18 litros de gasoil, pero ahora lo venden a menos de 10 litros. «Si tuviéramos que cobrar lo que cobrábamos en su momento no sube nadie, porque desde que se sacó el subsidio tenemos que afrontar un nuevo gasto de combustible de 180.000 pesos por mes», contó. «La ultima combi que compré -continuó- fue en marzo del 2018, y la pagué 1.400.000 pesos. Ahora vale 4.300.000. En aquellos años con 3.600 boletos compraba una nueva, pero ahora necesito más de 10.000. Y para colmo para pagar los aguinaldos de julio tuve que sacar un préstamo al Banco de La Pampa… estamos teóricamente fundidos».

Según sus dichos en la radio, desde la Subsecretaría de Transporte sugieren aumentar las tarifas para paliar la crisis, pero esto aparentemente empeoraría a la situación, ya que «nadie se subiría. Hemos pasado cuatro notas a la Dirección de Transporte pidiendo subsidios, rebaja del costo de patente como a los taxis, que no nos cobren las tasas o que nos den gasoil subsidiado de Pampetrol, pero no nos han dado una respuesta contundente… y todavía escuchamos que ‘estamos bien'».

Rehén.
Por último, se consideró rehén de un conflicto entre el gobierno Provincial y el Nacional. «La Ley de Transporte dice que el gobierno tiene que garantizar la rentabilidad de las empresas, pero eso no ocurre más. En Santa Rosa hay como 13 ó 14 empresas que cubren el servicio del interior y todas están muy mal, y todas ellas están muy comprometidos con la población: hay gente que tiene que viajar a hacerse diálisis, o a veces tenemos que mandar encomiendas con medicamentos… estamos yendo contra una pared», finalizó.