Nuevo intento de contrabando

(Barda del Medio) – En el puesto de control de Barda del Medio, personal de Gendarmería desbarató ayer un nuevo intento de contrabando de carne con hueso proveniente de La Pampa. A solo un día de que en el mismo lugar secuestraran 10 toneladas que transportaba un camión, se produjo un hecho similar que iguala el récord del año.
Los medios regionales como el diario Río Negro y La Mañana de Neuquén dieron detalles del procedimiento. El nuevo caso ocurrió a las 6,30 cuando arribó al lugar de control, sobre la ruta nacional 151, un camión tirando un semirremolque que fue inspeccionado por personal de Gendarmería.
A simple vista la carga eran bolsones de áridos para la construcción. Sin embargo, cuando los gendarmes levantaron las lonas apareció la verdadera carga: carne ilegal. Según señalaron la mercadería procedía de Santa Rosa, La Pampa y los dos conductores fueron infraccionados.
El recuento de la mercadería incautada son 377 costillares vacunos, cuatro corderos, cuatro cerdos y 500 kilos de achuras. Según las primeras estimaciones, la carga sería de más de diez toneladas.
El vehículo fue trasladado a la sede que Gendarmería tiene sobre la avenida Argentina y Matheu, una zona céntrica de la ciudad de Neuquén, donde se descargó la mercadería ante la presencia de funcionarios del Senasa. La carne probablemente será incinerada.
El caso del día anterior, con iguales características que el de hoy, fue el mayor secuestro de carne ilegal, con unas 10 toneladas de carga. Tanto el decomiso de hoy, que podría superarlo en peso, como el del miércoles estaría destinado a varios comercios o grandes frigoríficos de la capital neuquina para aprovechar la demanda por las fiestas navideñas.
La carne era trasladada sin refrigeración y envuelta en nailon, mientras que las menudencias estaban en tambores de plástico. “Además de poner en riesgo el estatus sanitario de la región ponen en riesgo la salud pública llevando alimentos en esas condiciones”, indicaron desde el Senasa.