miércoles, 23 octubre 2019
Inicio La Pampa "Nunca saqué los pies del plato de Cambiemos"

«Nunca saqué los pies del plato de Cambiemos»

ULISES FORTE: OTRO PRECANDIDATO A DIPUTADO NACIONAL QUE APOYA A MACRI

Ya son por lo menos tres los precandidatos lanzados para la diputación nacional dentro de Cambiemos en La Pampa. Martín Berhongaray y Maximiliano Aliaga manifestaron sus objetivos, pero también «Chito» Forte tiene intenciones de competir. Tuvo su paso por la Cámara de Diputados cuando ingresó en 2009, postulándose en esa oportunidad junto a Juan Carlos Marino que iba por renovar en el Senado.
El dirigente de General Pico fue crítico de la fórmula Alberto Fernández-Cristina Fernández, y dijo que «se juntan todos» detrás de una fórmula para ir contra Mauricio Macri. Agregó en diálogo con LA ARENA que no se necesita un «lealtómetro» para demostrar su afinidad con Cambiemos y con el presidente de la Nación, y respondió de esa manera a Aliaga que pidió que los radicales muestren su adhesión a las políticas del gobierno nacional.

-Ya está lanzado como precandidato…
-¿Quieren que les pase el teléfono de algún otro?… Sí, y parece que somos varios.

-Está decidido.
-Sí, claro. Esto fue tomando cuerpo pero no surgió como una idea unipersonal, que yo dije «quiero ser», sino que viene de gente del radicalismo en General Pico. Nos creemos merecedores de un espacio, y cuando trascendió públicamente mi intención nos encontramos con adhesiones que no esperábamos. De lo que no hay dudas es que la banca es radical y nos merecemos los radicales mantenerla, por eso estamos dispuestos a dar la pelea.

-Perdieron una banca en la legislativa nacional anterior por lo que pareció un grueso error del radicalismo pampeano.
-Sí, es tal cual… Hoy el PRO tiene una banca legítimamente ganada, pero hubo error del radicalismo. Un error estratégico, o una cuestión de egos… y Martín Maquieyra jugó las PASO y las ganó legítimamente. Pero la banca que deja (Daniel) Kroneberger ahora es radical, y tenemos que mantenerla.

-Cuando usted en 2009 fue diputado hubo un acuerdo.
-En ese momento la discusión era Marino-Kroneberger y Consiglio-Forte; pero llegamos a un acuerdo para evitar la interna y la fórmula quedó con Marino y yo. Se bajaron Daniel y Consiglio que iba como candidato a senador nacional. Pero fue así. Fue una de las elecciones más parejas, y frente a Carlos Verna-Roberto Robledo perdimos por dos o tres puntos…

-Ahora parece que irán a internas.
-Queremos arribar a un consenso, y si tengo el consenso de los radicales voy a ir a una interna, pero por un capricho de nene malcriado no… Ahora mismo estamos haciendo una encuesta, y si vemos que estamos acompañados vamos a ir a las PASO. Todos saben que nos encantan las internas, pero si empiezo a recorrer los pueblos y vemos que estamos solos no vamos a participar.

-Algún indicio tendrá.
-Esto empezó a tomar forma cuando aparecieron apoyos que ni pensábamos, por eso nos tenemos una fe tremenda.

-«Por capricho de nene malcriado» suena a hijo de… ¿Lo dice por Berhongaray?
-No, me estaba refiriendo a mí, que cuando pibe era el gordito que llevaba la pelota. No lo dije por Berhongaray, por Martín tengo un gran respeto. Tiene una trayectoria, es joven, tiene tres mandatos como diputado provincial, es muy buen legislador y una persona honesta. Además tiene una vasta experiencia legislativa, porque tanto él como su padre (Pacheco) fueron diputados.

-Igual iría a una interna frente a él.
-Sí, pero creo que podemos juntarnos con Martín para charlar todo esto… Nos mereceríamos una charla para aspirar a un acuerdo, y si no tendremos que competir.

-¿Qué le parecieron las declaraciones de Aliaga a LA ARENA?
-Por estas horas vencen los plazos y la Convención Provincial radical apoyó por abrumadora mayoría mantenernos dentro de Cambiemos, y con respecto a Aliaga creo que tiene total derecho. El está convencido que el PRO tiene que ir por esa banca, y nosotros creemos que debe ser del radicalismo. Aliaga es un diputado joven, que llegó no hace tanto a la política, e insisto que tiene total derecho.

-Pero estarían ante la posibilidad de cometer el mismo error de las legislativas nacionales anteriores, con dos precandidatos radicales dividiendo contra uno del PRO.
-Pero no es igual, porque si bien no quiero desprestigiar a nadie esta vez no compiten ni (Carlos Javier) Mac Allister ni (Martín) Maquieyra… la figura de Macri no es la de dos años atrás. Nos parece que esta vez es distinto, y lo cierto es que nosotros en nuestro paso político muchas veces resignamos en pos de una unidad partidaria, y tal vez sea el momento que tengan que resignar otros.

-Aunque vayan tres precandidatos en Cambiemos (¿Berhongaray, Forte y Aliaga?), cree que un radical puede ser igual el postulante del espacio?
-Creo que sí, que podemos imponernos igual, aunque sería más difícil… pero lo ideal sería competir con una sola fórmula de Cambiemos, porque el peronismo es muy fuerte. Y no me extrañaría que apele a algunos artilugios como en anteriores oportunidades, cuando incentivó a otros espacios para que nos resten votos. Aunque esos que fueron incentivados sacaron muy poquitos. Lo que digo es que la elección pasa por mejorar lo que tenemos, o de lo contrario volver a la atrocidad del pasado.

-¿Dijo atrocidad del pasado?
-Pero claro… hay que darse cuenta que se están juntando en una sola fórmula el kirchnerismo con el menemismo… la izquierda entre comillas -aunque tiene de izquierda como yo de anoréxico más o menos- con otros que militaron en la Ucedé: todos juntos los D’elía, los Lopérfido, los Moreno, los Fernández, con Sergio Massa, con Felipe Solá que surgió a la política en los ’90 con Menem… hay que recordar que Rubén Marín era en ese tiempo aliado del menemismo y ahora es el principal propulsor de la fórmula Fernández-Fernández… Pero más, el peronismo pampeano decía de todo del kirchnerismo, y ahora se juntan todos. Lo que da lugar para decir que si el gobierno de Macri fuera tan desastroso no haría juntar a tantos para ver si nos pueden ganar.

-¿Y por qué dice atrocidades?
-Porque durante el kirchnerismo hubo errores garrafales, en lo institucional… y en lo que conozco, que es la producción agropecuaria, puedo decir que se perdieron con los «K» 12 millones de cabezas de ganado, y ahora hemos recuperado 3 millones. Además se están recuperando mercados, y lo que hay que hacer es seguir aumentando la productividad, incentivar, y estamos en ese camino.

-Aliaga sostiene que los radicales no mostraron lealtad con Macri, y que por eso él debe ser el candidato.
-Yo no tengo que salir a demostrar nada. Y estoy seguro que no es necesario apelar a un «lealtómetro» para demostrar dónde está cada uno. Pero tampoco quiero el «obsecuómetro», y que puedo decir también que soy una persona que nunca sacó los pies del plato de Cambiemos. Como que banqué la Convención de Gualeguaychú y la de Parque Norte y estoy convencido que el radicalismo debe estar dentro de Cambiemos. Pero si esperan que me arrodille siendo obsecuente están locos. Desde el Ipcva (Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina, que preside) le dimos más satisfacciones a Macri que muchos del PRO.

-¿Tomaría un café con Aliaga?
-Por supuesto. Hemos tomado mate y podemos tomar un café, porque la política es diálogo. Y digo más: los radicales estamos convencidos que somos grandes defensores de verdades relativas, pero no de verdades absolutas. Porque el que piensa en verdades absolutas raya en lo antidemocrático.

«Errores múltiples»
Al analizar las recientes elecciones provinciales, Forte aseguró que «ni cuando se gana, ni cuando se pierde, hay un solo factor. Surgen varios puntos: por un lado se dice que el viento del lado de la puerta, el escenario nacional no nos favoreció, pero en Castex, General Acha, Rancul, Victorica, y en las 15 localidades en que se ganó el viento estaba del mismo lado y se ganó».
Sostuvo que se deben «admitir errores múltiples y también tener en cuenta la fortaleza del peronismo pampeano, que basó su campaña en el lema ‘Proyecto Verna’, y se sabe que el gobernador es una figura preponderante y muy fuerte en La Pampa, y difícil de vencer».
Se mostró no obstante optimista hacia delante: «En General Pico que siempre fue un bastión peronista, de tres concejales pasamos a tener cinco; y por otra parte la brecha en números fue de cinco puntos menos que en la provincia».
Respecto a Sergio Ziliotto como gobernador, contestó: «Al ‘Ruso’, lo digo cariñosamente porque a Sergio lo conocemos de la escuela primaria… Se dedicó a hacer política siempre y la verdad es que lo felicito por haber llegado donde llegó. Y ojalá haga una buena gestión».