miércoles, 18 septiembre 2019
Inicio La Pampa Operaron a una ciclista atropellada por un auto

Operaron a una ciclista atropellada por un auto

SERIAS LESIONES

«El miércoles 17, sería la hora 17, mi señora Mimí fue atropellada por un auto, produciéndole serias lesiones es su pierna izquierda, quebradura de tibia y peroné, y una complicación importante en una rodilla, además de golpes fuertes en su hombro izquierdo, dejándole su brazo inmóvil», expresó Luis Jérez. Ayer la mujer fue operada y se recupera de sus lesiones.
«No sé cómo es el protocolo, pero no me pareció bien y me molestó que no la dejaran internada en el Hospital Evita. Pero además no me pusieron una ambulancia para trasladarla a mi casa: ‘tomen un taxi’, nos dijeron», se quejó el esposo de Noemí Beanatte.

El accidente.
Mimí fue una distinguida jugadora de paddle cuando la actividad estaba surgiendo en Santa Rosa, pero ahora obviamente estaba retirada del deporte. «Ella iba tranquilamente en bicicleta por calle Delfín Gallo, entre Lope de Vega y Emilio Civit, despacio, por la derecha, a las 5 de la tarde, y de pronto fue embestida por un auto… la verdad es que parecía inexplicable porque casi no había tránsito. Pero lo que sí tengo que decir es que el hombre que manejaba el auto se bajó y se preocupó, no es que se desentendió… pero al parecer tiene un problema personal que lo mantiene preocupado y se debe haber distraído», justificó Jérez.
Luis es un reconocido mozo de la confitería La Capital -el más antiguo-, y desde ese momento ha debido faltar a su trabajo para atender a Mimí. «Por suerte no tuvo lesiones en su cabeza y en el rostro, pero está muy dolorida sobre todo del hombro golpeado», explicó.

En silla de ruedas.
Agregó que al conocer «la lamentable noticia todo se me nubló, todo va muy rápido, hasta cuesta respirar… Se le hacen las curaciones en El Evita pero ahí tuvimos la primera desazón, porque Mimí salió de ahí entablillada y en silla de rueda prestada hasta la salida del hospital… pero me querían hacer dejar la silla y que nos fuéramos en taxi: y era imposible», contó.
Señaló que «desde el día del accidente permaneció en mi hogar, se le hicieron estudios más exhaustivos y ahora la operaron y por suerte parece que salió todo bien», explicó Luis.
En principio a Mimí le habían puesto una férula en la pierna, y ayer le colocaron una prótesis que tiene un costo de alrededor de 40 mil pesos. «Lo que tengo que admitir es que el Seguro de la persona que manejaba el auto nos contactó, porque el hombre reconoció que él había tenido la culpa, pero no hace adelantos. Así que hubo que conseguir ese dinero», amplió Jérez.

Agradecimiento.
«¿Si alguien me llamó desde Salud? No, nadie nos llamó en ningún momento», sostuvo Luis que se había quejado porque en el Evita enseguida mandaron a su esposa a la casa -aún muy dolorida-, y porque no le querían prestar la silla de ruedas.
Jérez no quiso dejar de agradecer a sus «hijos, mi madre, hermanos, suegra, cuñadas, sobrinos, amigos, vecinos y compañeros de trabajo. No tengo palabras para tanto afecto y aliento… Estamos en deuda con todos, y parece que por suerte todo salió bien», concluyó.