“Nos tienen totalmente abandonados”

QUEMARON GOMAS Y RAMAS

Un grupo de hombres, vecinos de la Zona Norte de la ciudad, volvió a cortar este viernes a la tarde la calle Antártida Argentina, esta vez a la altura del cruce con Gobernador Duval, ante la falta de respuestas del municipio local a sus reclamos por la realización de obras de mantenimiento en las calles del barrio. “Habíamos avisado que si el viernes no hacían algo, volvíamos a cortar, nos tienen totalmente abandonados”, acusó unos de los manifestantes.
Nuevamente, ante la falta de respuestas de la comuna, los vecinos de Zona Norte interrumpieron en tránsito vehicular sobre la calle Antártida Argentina para dar visibilidad al reclamo. “Las calles Río Negro, Santa Cruz, Maipú, Chacabuco o Pavón, todas están igual o peor, no podemos seguir viviendo así”, reiteraron los manifestantes.
Según denunció uno de los vecinos, hace unos días mantuvieron diálogo con el secretario de Gobierno municipal Fernando Pina, sin embargo, a pesar de las promesas el municipio no inició con las tareas de arreglo de pozos, pérdidas de agua y cloaca, por lo cual decidieron salir de nuevo a la calle. “Habíamos avisado que si el viernes no hacían algo, volvíamos a cortar, nos tienen totalmente abandonados”, agregó.
El piquete se inició pasadas las 18 horas y continuaba aún pasadas las 19.30. Los vecinos colocaron neumáticos usados, así como también ramas secas de los árboles, sobre el pavimento y los prendieron fuego, generando una enorme columna de humo negro. A cien metros de allí, a la altura de Antártida y Mendoza, agentes de la Dirección de Tránsito de la ciudad realizaron un corte preventivo y comenzaron a desviar el tránsito.

Enfermedad.
Una de las mayores preocupaciones que relataron los vecinos es el complejo estado sanitario que sufren los barrios de esa zona de la capital pampeana. Es que las constantes pérdidas de líquido cloacal, sumadas a la acumulación de agua en varios puntos de los barrios, son un caldo perfecto para virus y bacterias.
“Los pequeños ya no pueden salir a jugar sin que después se enfermen, toda mi familia tiene gastroenteritis u otras enfermedades por los líquidos cloacales. El otro día, una nena por una bacteria tuvo una parálisis facial”, denunció otros de los vecinos presentes en el piquete. “Hemos tenido mucha paciencia, esto es una deuda que tiene la municipalidad con nosotros desde hace años”, explicó el hombre, quien alegó que el corte no lo hacen para molestar a los vecinos sino porque es la “única manera” de que los escuchen.