Inicio La Pampa Otro rechazo de la Mesa del Agua de Acha

Otro rechazo de la Mesa del Agua de Acha

La Mesa del Agua de General Acha rechazó el jueves «la acción unilateral e inconsulta» del Poder Ejecutivo Provincial al crear una «Oficina del Agua» en esa localidad y establecer cuatro unidades administrativas del Acuífero del Valle Argentino sin seguir criterios naturales. La entidad instó al gobernador Carlos Verna a rever la medida y volvió a cuestionar el proyecto de hacer una batería de perforaciones en la zona de Padre Buodo.
La subdivisión del acuífero en cuadro unidades administrativas «fue hecha en forma arbitraria, para facilitar la formulación de los modelos matemáticos», sostuvo la Mesa del Agua en una declaración que tuvo lugar el jueves en la sede del Concejo Deliberante achense y que distribuyó la diputada provincial Adriana Leher (Cambiemos). Esa subdivisión «no sigue los límites naturales e induce a errores por no ajustarse a la realidad geológica» y «no tiene otro propósito que evitar la injerencia de General Acha sobre las futuras perforaciones que se realizarían según lo manifestado en la zona de Padre Buodo, y de esa forma avanzar en su proyecto de exploración irracional».
Esta imputación de la mesa achense apunta a que la unidad de gestión que corresponde a General Acha es diferente a la que Padre Buodo, y por lo tanto las opiniones y decisiones de los vecinos achenses no tendrían efecto sobre la segunda.

Intencionalidad.
«Esta decisión -afirmó la Mesa- desnuda la intencionalidad de marginar a General Acha, y particularmente a esta Mesa del Agua creada por la propia Secretaría de Recursos Hídricos, para avanzar en perforaciones sin control (en Padre Buodo), relegando normativas provinciales, nacionales e internacionales en materia ambiental, y sin realizar el estudio de impacto ambiental estratégico, contemplado por todas ellas».
Avanzar sin contar con ese estudio de impacto ambiental colocaría al gobierno provincial «en un doble estándar», ya que cuestiona a otras provincias y al gobierno nacional por el accionar en lo referido a la lucha por los ríos interjurisdiccionales «y actúa de igual manera con sus propios co provincianos con estas decisiones».
«Como siempre hemos sostenido, debemos retomar la senda del dialogo y búsqueda de consensos, a fin de cuidar y preservar el acuífero y consecuentemente el ambiente. Instamos a no realizar acciones que no tienen otro propósito que una finalidad utilitarista como inyectar agua al Acueducto del Río Colorado por sus roturas permanentes», concluyó la Mesa.