Pagaron $ 500 y cobraron $ 500.000

UNA PUBLICIDAD A UNA FM PIQUENSE DESATO UN ESCANDALO POR UN CHEQUE APOCRIFO

La obra social Osecac demandó al Banco Nación y al Galicia porque pagaron un cheque adulterado que había emitido para pagar a un periodista radial. El 14 de agosto habrá una audiencia de conciliación.
JUAN JOSE REYES
La Obra Social Osecac seccional General Pico demandó al Banco de la Nación Argentina y al Banco Galicia por estafa. La cifra accionada con intereses, daños, costas del proceso y honorarios es millonaria y se decidirá el 14 de agosto en una mediación entre las tres partes en el Ministerio Público Fiscal de esa ciudad.
El caso se inició con un cheque emitido desde la cuenta corriente de Osecac en el BNA de General Pico para pagar el costo publicitario de 500 pesos al programa radial “Dele bolilla a Portiglia”, de la FM Arco Iris, conducido por el conocido periodista local Carlos Portiglia. El documento burdamente adulterado pasó de 500 a 500 mil pesos de un día para otro, depositándose y cobrándose en la sucursal Tres Arroyos del Banco Galicia ante la negligencia de ambas entidades financieras.
La causa (Legajo 58642/18) caratulada “Obra Social Empleados de Comercio y Actividades Afines c/BNA y Galicia s/daños y perjuicios” será conciliada en un acto de mediación en los próximos días en la Atención Primaria de la Oficina única del MPF de la segunda Circunscripción Judicial. El apoderado legal de la Obra Social, David Diván, reclamó, en forma previa al inicio de actuaciones judiciales, una reparación acorde al daño sufrido.

Insólita historia.
La obra social sindical de empleados de comercio del norte tiene una cuenta corriente en el BNA de la ciudad de General Pico. El 9 de marzo de 2018 libró un cheque (BNA 00235074) por la suma de $500 contra la referida cuenta, destinado al pago de una factura emitida para el pago de servicios publicitarios del programa radial FM Arco Iris “Dele bolilla a Portiglia”.
El cheque, retirado por el titular del programa radial, fue dado como parte de pago a un tercero. El 7 de mayo, cuando el personal de la Delegación Osecac hizo la conciliación bancaria de la cuenta corriente, detectó que el 10 de abril se generó un débito por medio millón de pesos. Al obtenerse copia del cheque, se advierte que el documento fue adulterado en su importe y en letras. Se agregaron tres ceros al número y la palabra “mil” al detalle en letras.
Para el BNA el pago fue realizado mediante un depósito en cuenta -atento el monto del cartular y la normativa vigente del Banco Central de la República Argentina-, por el Banco de Galicia en la sucursal Tres Arroyos de un productor agropecuario de esa zona.
Para Osecac hubo un improcedente accionar de las dos entidades financieras “al abonar cheque manifiestamente apócrifo” ocasionándole un grave perjuicio a la obra social sindical “por omitir contralor al momento del pago con manifiesta imprudencia en el control de un cheque adulterado”.

Bancos a mediación.
Para Osecac existe una responsabilidad directa de ambas entidades bancarias “al omitir el debido contralor al momento del pago de una cartular”, a un individuo, ya que el monto era de medio millón de pesos y no $ 500, además de la propia normativa que los rige, “por tanto debieron extremar los controles para el pago”.
Por consiguiente, dice la demanda del efector del gremio, “ambas instituciones bancarias deberán responder por el monto del cheque, daños y perjuicios ocasionados”. El Poder Judicial de la segunda circunscripción judicial de La Pampa (oficina de mediación) y la firma de Luis Cavallero como representante del STJ enviaron oficio al Galicia para que en los próximos días se presente a la respectiva mediación con la mediadora María Belén Baigorri de la oficina judicial del Ministerio Público Fiscal de General Pico.