Inicio La Pampa Pampeanos en la montaña más alta del mundo

Pampeanos en la montaña más alta del mundo

Un grupo de pampeanos, liderados por el guía Mariano Alonso, llegó al campamento en la base del Everest, el pico más alto del mundo, en Nepal. Llevan casi 10 días caminando por el circuito de trekking, con el que sueñan todos los caminantes, que asciende a más de 5.500 metros sobre el nivel del mar. Ahora, tras desandar el camino hasta Katmandú, están emprendiendo el regreso.
Mariano es un especialista que ha guiado a numerosos contingentes por esos senderos del mítico sistema montañoso del Himalaya. En las últimas horas reportó en su cuenta de facebook que lograron llegar al campamento base, que era su meta, y que ahora están regresando.
Los viajeros llegaron a Katmandú, Nepal, vía aérea. Allí visitaron varios monumentos históricos y al día siguiente tomaron un vuelo doméstico que, tras 40 minutos, aterrizó en Lukla, según algunos uno de los aeropuertos más peligrosos del planeta.

Maravillas nepalíes.
Desde allí iniciaron el itinerario previsto, «la ruta de trekking de la región Everest», considerada como «la mejor ruta de trekking del mundo». Caminaron ascendiendo por senderos de montaña únicos, marcados por las interminables y coloridas ristras de las típicas banderas de plegarias que tienen contenidos budistas.
Por ese camino pasaron por aldeas de lugareños, ríos, glaciares, puentes colgantes y hermosos valles. También pudieron observar caravanas de mercaderes con sus yaks cargados de distintos tipos de mercancías. Admiraron típicos monasterios y kerns, que son pequeños monumentos que recuerdan a guías y porteadores sherpas muertos en ascensos a las cimas.
Asimismo, como incentivo para la marcha, los pampeanos pudieron observar algunos de los picos más altos del mundo. Además del Everest, vieron al Ama Dablan, Tawache, Cholatse, Pumori, Lhotse y Nuptse, entre otros.
Otro de los detalles que debieron tener en cuenta fue el de la aclimatación, por lo que llevaron a cabo el plan de ascenso en forma progresiva. El trekking se inició en Lukla a 2.860 metros, y de ahí el primer día caminaron hasta Phakding. En los días posteriores transitaron hasta Manche Bazaar (3.450), Tengboche (4.100), Dughla (4.500) y Lobuche (4.930). El paso siguiente fue ascender hacia el Campamento Base del Everest que está ubicado a 5.364 metros, al que llegaron el pasado miércoles, desde donde postearon una foto en la que los rostros evidencian la emoción del momento. «Todo el grupo en el campo base, felices», escribió Mariano.
Cumplido el objetivo, el grupo inició el descenso, camino a Lukla nuevamente para luego volar hacia Katmandú, y de ahí a Argentina. Dentro de unas horas estarán todos en La Pampa, y ahí seguramente tomarán conciencia de que cumplieron, como muchos dijeron, uno de los sueños de sus vidas.