Inicio La Pampa Pampetrol radicó denuncia

Pampetrol radicó denuncia

DOS SUPERFICIARIOS AMENAZARON CON SABOTEAR BATERIAS

La producción de hidrocarburos está parada desde el lunes a raíz de las amenazas vertidas por dos superficiarios. Reclaman un aumento en el canon de la servidumbre del doble al que la petrolera acordó con otros puesteros.
JUAN JOSE REYES
La empresa petrolera provincial Pampetrol radicó una denuncia penal contra dos puesteros del oeste pampeano luego de que estos amenazaran con paralizar la zona y sabotear la producción de hidrocarburos. En este momento, hay pozos fuera de funcionamiento y los puesteros solo permiten el ingreso a sus tierras de los «recorredores» que cada día monitorean el buen funcionamiento de cada pozo.
La crisis se generó en los campos de dos hermanos Martínez, donde existen varios pozos petroleros. Según la denuncia, los hermanos amenazaron a Pampetrol con paralizar la zona y sabotear las baterías «El Jabalí» y «El Puma», área estratégica de Medanito Sur, provocando así un grave problema de seguridad del enclave petrolero pampeano.
El ministro de Seguridad de La Pampa, Julio González, a pedido de la petrolera pampeana, ya arbitró las medidas necesarias para que la policía despeje la zona y no ocurran desmanes con camiones y pozos por el peligro que ello acarrea.
El conflicto surge por falta de acuerdo, con los hermanos, en el canon de las servidumbres pues solicitan más del 100 por ciento de aumento, una posición muy distante de la de otros superficiarios, que ya llegaron a un acuerdo por montos mucho menores.
Al parecer, los letrados que asesoran a ambos superficiarios no pudieron lograr que aceptaran el ofrecimiento que Pampetrol que les hizo llegar para que suspendan la medida. Lo único que permiten los Martínez es que pasen los recorredores de pozos petroleros para parar los pozos en forma segura para el área hidrocarburífera.
Pudo conocerse que en la última reunión de directorio aquella aceptó los montos a pagarse por las servidumbres pero al parecer los dos díscolos están generando un problema de proporciones que puede afectar la cuestión ambiental.

Policías en acción.
El ministro de Seguridad Julio González ya ordenó a la policía para que aquella colabore identificando a las personas que amenazan a los camiones, constaten el corte con objeto de la radicación de una denuncia responsabilidad tanto civil como penal. Las zonas afectadas son las baterías El Jabali y El Puma y ello afecta el movimiento de la petrolera en tres áreas: Rinconada Norte; Medanito Sur y Salinas Grande I.
De hecho todos los pozos que entregan producción están parados, los tanques cerrados y la mayoría de los bombeos parados. La ocupación y amenaza de sabotaje comenzó el lunes y afecta también a equipos de alta tecnología recientemente adquiridos por Pampetrol y que debían comenzar a operar el día de ayer.
El problema se agravó ya que hay detención de camiones dentro del corte lo cual complica y mucho el movimiento de fluidos en el resto del área. En la petrolera dicen que continúan las conversaciones pero al parecer han fracasado y temen posteriores problemas en la usina de la zona venticinqueña de Medanito Sur.