Inicio La Pampa Para el defensor oficial hay "un aval tácito a medias"

Para el defensor oficial hay «un aval tácito a medias»

INSISTIRAN CON RECLAMO POR AUTOCULTIVO DE CANNABIS MEDICINAL

Martín García Ongaro, defensor penal oficial de Elba Edith Guevara, a quien el jueves pasado la Justicia le rechazó un pedido de amparo para que, entre otras cosas, el Estado provincial le otorgue autorización para cultivar cannabis en su casa con la finalidad exclusiva de usarlo para fines terapéuticos, mostró su descontento sobre el fallo y expresó «no estar de acuerdo» con afirmar que dicha sentencia representa una «autorización tácita» para que su defendida pueda hacer uso de la marihuana con fines medicinales.
«Lo que dice la Justicia -al desestimar este recurso- es que si se tiene el fallo Arriola (no es delito la tenencia de estupefacientes para uso personal), la intimidad de la propiedad privada y la no injerencia del Estado no hace falta que se dé el amparo», explicó el abogado ayer en Radio Noticias, quien manifestó «no estar de acuerdo con esta respuesta», por lo cual continuarán con el pedido legal en otras instancias judiciales.
«Ahora, si me preguntan si existe una tácita autorización, yo creo que no, lo que hay es una disposición de la Justicia de decir ‘en el marco de la intimidad usted haga lo que quiera, el Estado no puede interferir en su marco de autonomía, los riesgos que usted corra en ese marco corren por su cuenta’, y justamente eso queríamos evitar», se quejó.
– ¿Hay posibilidad de que se considere delito?
– Ahí hay que hacer una salvedad porque la sentencia, y lo destacamos como algo positivo, dice que no hay delito. Los delitos de droga están vinculados a los fines ilegítimos y acá no existe eso. El fallo remarca la historia clínica de Elba y tiene acreditada el agotamiento de las diferentes terapias.

Tácito a medias.
Aunque Ongaro expresó su descontento sobre la resolución de la Justicia ante el pedido de su defendida, reconoció que el fallo se puede considerar como «aval tácito a medias» ya que «ante la hipotética presentación de un juicio en el foro federal, se puede citar esta sentencia».
El abogado explicó que, si bien es cierto que el Estado no debe inmiscuirse en el ámbito de lo privado de un ciudadano, si puede acompañar y apoyar ciertos derechos individuales, y el amparo -que rechazó la Justicia- está orientado en ese sentido.
«Por eso pongo el ejemplo de la disidencia de género, antes vestirse de mujer representaba un delito para algunos códigos de faltas. Lo que le estaban diciendo era que ese tipo de acciones la debía hacer en su casa, pero con la llegada de las leyes más modernas se cambió y eso que tenía derecho de hacer en su intimidad también lo podía hacer en el ámbito público, y tiene que ver con un derecho personal que el Estado tiene que respaldar», explicó Ongaro.
Y agregó: «La elección de una terapia cannabica, como parte de abordaje de una patología, también constituye el ejercicio de una libertad individual pero también necesita la protección Estatal».
Sin embargo, el defensor oficial de Guevara subrayó que este tipo de sentencias ayudan a «expandir» un poco el derecho al uso de la planta de cannabis para uso medicinal o terapéutico. «Se van derribando algunos estereotipos en relación al consumo de marihuana, sobre todo relacionados a la peligrosidad y acercándolo más a la salud. Eso es un avance», destacó Ongaro.

Tratamiento.
Si bien no quiso dar detalles, el letrado expresó que Guevara está en proceso de tratamiento y destacó que el uso de esta terapia es «la única que la ha aliviado el dolor».
«Ella tiene un dolor neuropático crónico grave, tiene la sensación de dolor las 24 horas» y que «tiene muchas repercusiones en su estado de salud mental», precisó sobre la salud de su defendida, por quien pidió tener un poco de empatía sobre su situación.
A su vez, destacó el rol de los medios de comunicación a la hora de «desmitificar» algunos conceptos sobre el uso de la marihuana con fines medicinales. «Es la única alternativa para un gran número de personas», expresó.