Inicio La Pampa Para usar armas, la policía tendrá más control psicológico

Para usar armas, la policía tendrá más control psicológico

SERA CADA DOS AÑOS PARA EL PERSONAL DE CALLE Y ANUAL PARA LOS GRUPOS ESPECIALES

Todos los agentes policiales de la provincia serán sometidos a exámenes psicológicos y aquellos que no los superen serán derivados a tareas pasivas, es decir, administrativas y sin portación de armas, según lo anunció ayer el Ministerio de Seguridad de la provincia.
La medida se hará efectiva a partir de exámenes profesionales de los 14 psicólogos que dependen de la fuerza de seguridad provincial, añadió el ministro del área, Julio González, junto al jefe de la Policía, Roberto Ayala.
“Los exámenes se realizarán con una periodicidad de dos años para los agentes, y anual para quienes desarrollen tareas en unidades especiales. Esta medida incluye a todo el personal de la fuerza, sin distinción de escalafones, jerarquías, ni grados. Aquel agente que no los supere será derivado de manera inmediata a tareas pasivas, entendidas como administrativas sin portación de armas en dependencias policiales”, expresó Ayala en rueda de prensa, que también fue acompañado por el subjefe, Héctor Lara.
González sintetizó que la iniciativa pretende dar respuesta a la comunidad y al personal de la Policía provincial. “Tiende a proteger la salud física y psicológica de quienes revisten en la fuerza, con la intención que en caso de ser detectada cualquier situación compleja, pueda ser abordada y acompañada para su tratamiento”, enfatizó.
La obligatoriedad del examen psicológico es para todo el personal, sin distinción de grados ni escalafones. “Y para el personal de unidades especiales como Toxicomanía, Grupo Especial, Alcaidía, la Unidad Funcional de Género, Niñez y Adolescencia será con carácter anual. Se trata de una resolución que tiene origen en Jefatura de Policía y lleva la firma del jefe y el subjefe”, confirmó González.
Ayala, por su parte, precisó que se trata de dar respuesta a un reclamo que pone en duda el estado psicológico del personal que actúa en determinados casos, donde el uso del arma de fuego lleva a reconsiderar si el personal está realmente en condiciones psicológicas de actuar. “Nosotros estamos convencidos que los exámenes psicológicos que se realizan en el ingreso de un agente debe ser sostenido en el tiempo”, señaló.

Contención.
Ante una consulta periodística, Ayala explicó que ese tipo de examen se realiza cuando los agentes ingresan a la fuerza, pero no después. Esa situación ahora se modificará ya que los test psicológicos tendrán un periodo bianual.
“El personal que desarrolla tareas en unidades especiales debe contar con una contención mayor debido a la carga diaria que implica su tarea. Es un proyecto que data desde hace algún tiempo, incluso se había evaluado hacerlo desde Salud Pública, pero nosotros consideramos que contamos con el personal necesario para llevarlo a cabo desde la Policía. Lo haremos con las pautas determinadas por un psicólogo coordinador, que es el más antiguo; vamos a realizar esto en forma ordenada. Quienes no estén en condiciones de desarrollar tareas, pasarán a tareas administrativas sin portación de armas”, resaltó Ayala.

Maratonistas.
El jefe policial destacó que desde hace un tiempo la fuerza incorporó un nutricionista para que los agentes tengan cuidados con su salud física. “Habíamos notado varios casos de obesidad y de enfermedades relacionadas a ese cuadro de obesidad, así que fue por eso que sumamos un profesional y la verdad que nos dio muy buenos resultados. Y para dar un ejemplo en la maratón A Pampa Traviesa del pasado fin de semana hubo más de 40 integrantes de la Policía pampeana que participaron”.