Inicio La Pampa "Parece darse cuenta recién ahora"

«Parece darse cuenta recién ahora»

WEIZ CRUZO A ALTOLAGUIRRE

«Son altísimos, nos preocupa mucho», fue la respuesta del intendente santarroseño, Leandro Altolaguirre, ante la consulta de la prensa sobre los índices de pobreza que se dieron a conocer días atrás. Esas declaraciones no pasaron desapercibidas en el gobierno provincial y el director de Promoción Social del Ministerio de Desarrollo Social, Javier Weiz, replicó: «Avancemos… Cambiemos… ponele el nombre que quieras. Pero son lo mismo. Manejan el mismo nivel de cinismo e hipocresía. Mienten descaradamente y te quieren vender una realidad paralela».
«Ahora resulta que en Santa Rosa se dan cuenta de que ‘la gente lo que quiere es seguir dándole de comer a su familia’. Hace 3 años que no están pudiendo hacerlo, y la cosa se pone cada vez peor, por las políticas de ajuste implementadas por la alianza Cambiemos de la que este gobierno municipal forma (y elige seguir formando) parte», sostuvo el funcionario, que eligió las redes sociales para expresarse.
«Nos están tomando el pelo», indicó. «La estamos pasando mal y es gracias su gobierno. Hace rato que estamos lejos de la pobreza cero, del no devaluar, de los puestos de trabajo que prometían generar, del tan fácil control de la inflación».
A su vez, no escatimó en su cuestionamiento al intendente local y señaló que «lo raro es que este mismo intendente que ahora intenta mostrar un perfil humano, bien ‘coucheado’ y con mucho esfuerzo y sobreactuación, viajó varias veces a la Casa Rosada y se sacó muchas selfies en Buenos Aires con gente de su gobierno, pero parece que se olvidó de contarles que en Santa Rosa el índice de pobreza iba hacia el 32,1 por ciento».

«Privilegio de pocos».
Por otro lado, remarcó que «quienes estamos con la gente, en el barrio, vemos esto desde hace rato y este intendente parece darse cuenta recién ahora. Seguramente en el radio de la Plaza San Martín no se vea tanto, por eso mientras agarraba la pala para la foto no se pudo dar cuenta de la realidad de la gente fuera del centro».
Weiz comentó que «es el termómetro de la calle» y agregó que es «el mismo que marca la temperatura de una ciudad en la que no se puede circular sin romper el auto, en la que la gente convive con la mierda en sus domicilios. Ni hablar de la falta de mantenimiento de las calles, de la ausencia del deporte y la cultura en los barrios, de la casi nula participación vecinal, del retroceso en materia de políticas públicas en relación a la mujer y los niños, de las excusas para entregar microemprendimientos que le permitan a la gente generar su propia fuente de ingresos, y de toda la réplica que esta no-gestión municipal hace de su gobierno nacional».
Finalmente, el director de Promoción Social advirtió que «la gente confió en ustedes, les dio su voto, y no quisieron gobernar para ellos. En el caso de la Municipalidad, ni siquiera gobernó para los suyos… ni siquiera gobernó.
«Se pasó 3 años y medio tirando culpas a ‘la pesada herencia’ del peronismo, del kirchnerismo, a los artesanos, a los vendedores ambulantes, a los ‘vagos’ de los y las empleadas municipales que ‘no quieren trabajar’, al Gobierno Provincial… Sos Macri. Contala como quieras», concluyó.