Parlamentarios latinoamericanos manifestaron “estupor” por el corte del atuel

La senadora nacional Norma Durango formó parte de la delegación argentina, que participó de las reuniones de la Comisión de Medio Ambiente del Parlatino y el Parlamericas, que tienen su sede en la Ciudad de Panamá.

Durante tres días Durango, junto con la senadora Sigrid Kunath y el senador José Ojeda, fue parte de las deliberaciones de ambos foros parlamentarios, que tienen el objetivo de reunir a legisladoras y legisladores de toda América Latina y el Caribe con la misión de ofrecer un espacio propicio para el intercambio de experiencias, realidades locales y abordaje de las políticas públicas.

Se propone que, a través de este diálogo, se conozcan las experiencias nacionales, las soluciones a los desafíos de la gestión y el abordaje conjunto a problemáticas comunes. En el marco de la reunión de la Comisión de Medio Ambiente, Durango presentó “una denuncia respecto de la problemática y la lucha de La Pampa por el Río Atuel y el avanzado proceso de desertificación que sufre gran parte de nuestra provincia. En ese sentido, y haciendo hincapié en la vulneración de los derechos ambientales de las y los pampeanos y cómo los pobladores de nuestro oeste se han visto forzados a la emigración producto del desastre ambiental que produjo el manejo unilateral y perjudicial producido por la construcción de diques río arriba”.

Si bien el Parlamento Latinoamericano es renuente a expedirse sobre conflictos internos en los Estados miembro. “Fueron dos días muy intensos y fue muy significativo, porque la presentación del conflicto del Atuel y sus consecuencias generó sorpresa y un gran estupor entre las y los representantes de todos los países presentes en la reunión, porque les resultaba increíble que una cosa así estuviera sucediendo. Pude acompañar material fotográfico, videos e información estadística escrita que generó un impacto en los presentes, entre los que se contaban miembros de Chile, Colombia, Bolivia, Paraguay, Perú, Surinam, México, Haití, Costa Rica, Honduras, Guatemala, El Salvador y Ecuador entre otros. Todo el material quedó contenido en los anales de la Comisión para consulta de todos los representantes populares del continente, estando debidamente catalogado para su fácil acceso”, dijo Durango y agradeció la predisposición de la Secretaría de Recursos Hídricos que facilitó gran parte del material que se presentó en el Parlatino.

La senadora evaluó que “esto representa un avance más en nuestra lucha en todos los frentes por generar conocimiento y conciencia sobre el desastre ambiental del que somos víctimas las y los pampeanos. En el mismo sentido, visibiliza nuestro reclamo y genera solidaridad y empatía para con nuestra causa. Fue reconfortante el interés que nos demostraron” señaló.

Por otra parte, como representante de la delegación argentina, Durango coordinó distintos debates sobre el cambio climático en general y, en particular, el tremendo impacto para la salud y el medio ambiente que tienen la generación de energía y la minería.

Al respecto, subrayó que “el tema ocupa un lugar central en la agenda de La Pampa y que preocupa tanto a los representantes como a toda la sociedad civil. Asimismo, agregó que “es fundamental aumentar el acceso a la información ambiental, la cooperación de datos y recursos y la formación de los profesionales del Estado y las organizaciones de la sociedad civil especializadas en la materia”. Para ello, la delegación se comprometió a impulsar un proyecto de Ojeda para la ratificación argentina del Acuerdo Regional sobre el Acceso a la Información, la Participación Pública y el Acceso a la Justicia en Asuntos Ambientales en América Latina y el Caribe”, adoptado en Escazú, Costa Rica, el 4 de marzo de 2018.

Finalmente, la senadora remarcó que “es necesario involucrarse cada vez más en la cuestión ambiental y este tipo de reuniones son un vehículo importante para aumentar los niveles de conocimiento, sensibilidad y compromiso”.