Paro: baja actividad comercial en Realicó

El paro nacional impulsado por diversos gremios se sintió muy fuerte en esta localidad. Los docentes adhirieron a la medida de fuerza alrededor del 85 por ciento, y se sumaron los empleados del Banco de La Pampa, de la Cooperativa de Electricidad de Realicó entre otras oficinas con trabajadores estatales.
La municipalidad desarrolló las tareas en forma normal. Muchos obreros municipales se quejaron ante esta corresponsalía por la situación que les tocó vivir. “Nos obligaron a trabajar, nos amenazaron y muchos compañeros tenían miedo y trabajaron para no perder los beneficios”, relató uno de los trabajadores consultados por este diario.
Cabe recordar que el gobierno comunal de Roxana Lercari responde a la política del presidente Mauricio Macri. También trascendió que algunos empleados administrativo y del corralón fueron sancionados por no cumplir con algunas obligaciones. Igualmente esta situación no habría estado relacionada con el paro, según pudo saber esta corresponsalía.
A pesar que la sucursal del Banco Nación Argentina abrió sus puertas fue muy escaso el público que ingresó, como así también de pobladores que recorrió el centro de Realicó.

Rechazo.
Algunos dirigentes gremiales y políticos expresaron que fue muy alto el acatamiento al paro sobre todos en el sector docente y que tenía como objetivo rechazar la política económica del gobierno de Mauricio Macri, como así también el rechazo al presupuesto 2019.
“El gobierno nacional sigue con los ajustes en todos los ámbitos, esta es una receta del Fondo Monetario Internacional y el pueblo argentino sigue sufriendo. Macri lo único que pretende es transferir recursos del Estado al FMI y a las grandes empresas”, expresaron.
La recesión está golpeando duro a los comercios y pequeñas industrias realiquenses. Hace alrededor de 15 días cerró una empresa radicada en el parque industrial de esta localidad. Dos o tres obreros se quedaron sin trabajo. Otras están atravesando una severa crisis. Un empresario local dijo a esta corresponsalía: “La gente consulta precios por los trabajos, pero a la hora de concretar la operación te dice que va a esperar algunos meses y uno tiene que afrontar los gastos diarios y se hace muy difícil sostener el negocio”.
Al reclamo también se suma la queja de los transportistas porque las tarifas que perciben por los viajes “son muy bajas”.