“Pedimos pase o contrato”

ASISTENTES IDONEOS Y ACOMPAÑANTES TERAPEUTICOS

“A los asistentes idóneos que trabajamos dentro de las instituciones educativas nos pagan 61,50 pesos la hora. A los acompañantes terapéuticos, que en su mayoría trabajan en Adicciones, les pagan 100 pesos la hora. Son cerca de 6.000 pesos al mes”, afirmó Jacqueline Tobares, vocera del grupo que ayer brindó una conferencia de prensa junto a dirigentes de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE).
“Pedimos pasar a planta permanente o por lo menos tener un contrato porque, como somos prestadores de servicios, en julio no cobramos las dos semanas de vacaciones. Entonces nuestro sueldo se reduce a la mitad, más o menos a 3.500 pesos. Además tenemos que esperar dos meses para que nos paguen”, destacó la joven.
En La Pampa, entre asistentes idóneos, domiciliarios y acompañantes terapéuticos suman alrededor de 200 personas. Todos trabajan para el Programa Federal Incluir Salud (ex Profe) que depende de la Agencia Nacional de Discapacidad. Algunos cobran por cupo y no les actualizan el importe desde 2016. Otros son monotributistas y les descuentan los días no trabajados, como es el caso de los asistentes idóneos que se desempeñan en las escuelas con alumnos y alumnas con discapacidad.
“Nación envía el dinero al Ministerio de Salud de la provincia y éste se encarga de regular nuestro cobro. Hay compañeros que trabajan por fuera del Estado a los que les pagan 280 pesos la hora”, comparó Tobares.

“Situación de precariedad”.
Blanca Oyarzún, secretaria gremial de ATE, sostuvo que hace dos meses que el gremio pide reunirse con las autoridades ministeriales correspondientes para plantearles la “situación de precariedad en la que se encuentran los compañeros” pero no han tenido respuesta.
Para la dirigente, los asistentes idóneos y los acompañantes terapéuticos “son trabajadores del Estado provincial que cumplen con un horario estipulado dentro de organismos públicos”.

“Nadie se hace cargo”.
“Están regulados por los ministerios de Salud y de Educación. Hay un convenio con el Ministerio de Desarrollo Social. Dependen de estos tres ministerios pero nadie se hace cargo”, remarcó.
Según Oyarzún, el Programa Federal Incluir Salud (ex Profe) a nivel nacional abona 120 pesos la hora pero “en la provincia a los compañeros les paga la mitad. Alguien se estaría quedando con esa parte de la plata que les corresponde a ellos”.
“El subsecretario de Trabajo (Marcelo Pedehontaá) nos dijo que no era algo que le incumbiera, que pidiéramos la reunión con el Ministerio de Salud, con Profe o con Sempre, que son las obras sociales prestadoras de este servicio. Solicitamos una reunión con el ministro de Salud Mario Kohan y nunca nos recibió. Desarrollo Social tampoco”, se quejó la representante gremial.
“Pedimos una reunión porque sino vamos a visibilizar el reclamo de otra manera”, advirtió Oyarzún.