domingo, 15 septiembre 2019
Inicio La Pampa Peligra el inicio de las clases

Peligra el inicio de las clases

SE PROFUNDIZA EL DETERIORO SALARIAL

El año arranca una vez más con un alerta por el no inicio del ciclo lectivo. En esta oportunidad, se trata de los docentes universitarios. Es preciso recordar que las Universidades Nacionales atravesaron un 2018 conflictivo, incluyendo paros, marchas, tomas de edificios y declaraciones de los organismos de gobierno en rechazo de las políticas de ajuste al sector del Gobierno Nacional.
La Conadu Histórica, federación que nuclea a los docentes universitarios y preuniversitarios de varias provincias, entre ellas La Pampa, emitió un comunicado de prensa en el que denunciaron que «se profundiza el deterioro salarial» y que «en estas condiciones peligra el normal inicio de las actividades académicas en las universidades nacional».
El posicionamiento surgió luego de que el Ministerio de Educación no realizó ninguna propuesta en la reunión que estaba pautada para el 16 de enero pasado y de la cual la Conadu Histórica fue excluida.
Desde la federación, advirtieron que se trata de una «nueva maniobra del gobierno nacional. Una provocación y manoseo pues justamente el argumento de imponer la fecha del 16 de enero como reunión de ‘revisión’ de la evolución de la inflación fue la de conocer los índices de inflación de diciembre y noviembre, anunciados el 15 de cada mes. Ya son conocidos estos índices y no hay ninguna propuesta».
«Como denunciamos en su momento, al no existir cláusula gatillo, quedamos a merced de las maniobras dilatorias del gobierno. Los y las docentes universitarios y preuniversitarios hemos cobrado sólo entre un 22 y 25% de incremento salarial en noviembre, con sumas fijas en gran porcentaje, y sin cláusula gatillo de actualización por inflación. Esto implica que quedamos más de un 20% por debajo de la inflación a la fecha, que en el año 2018 llegó al 47,66 %», agregaron en el comunicado de prensa.
En ese sentido, afirmaron que se trata de la «rebaja salarial más grande de los los últimos 15 años. De mantenerse esta situación peligra el normal inicio de las actividades académicas en el presente año. Ratificamos el reclamo de incremento salarial inmediato que compense el desfasaje inflacionario y el pasaje al básico de las sumas fijas impuestas», concluyeron.
Por otra parte, la Federación de Docentes Universitarios (Fedun) también se declaró en estado de «alerta y movilización» luego de que los gremios del sector y el Ministerio de Educación de la Nación no pudieran alcanzar un acuerdo paritario.
La Fedun indicó en un comunicado de prensa que «no hubo ninguna propuesta oficial concreta para compensar la pérdida del poder adquisitivo, ya que mientras el índice oficial de inflación escaló al 47 por ciento y se habilitan incesantes aumentos tarifarios, no existen respuestas a los reclamos salariales».
«Así, se expone a los trabajadores a una situación crítica. Educación no propuso hoy compensar el desfase del 21 por ciento de la paritaria respecto de la inflación. La reunión fue infructuosa, aunque contemplada en la cláusula de revisión de la última paritaria -entre marzo de 2018 y marzo de 2019-. Debe haber segunda revisión en febrero», afirmó.
Por estos motivos, la organización gremial advirtió que «los docentes universitarios no iniciarán las clases en los establecimientos públicos nacionales de no existir una respuesta concreta y favorable en relación con una mejora salarial».
«Es preciso recuperar lo perdido por la inflación y contemplar el impacto en el salario de los aumentos de los servicios públicos anunciados», concluyó el comunicado.