miércoles, 23 octubre 2019
Inicio La Pampa "Perderemos casi 14% del poder adquisitivo"

«Perderemos casi 14% del poder adquisitivo»

SALINEROS REALIZARAN PARO

El secretario general de la Unión de Obreros Salinerios de Argentina (UOSA), Gastón Orellana, le confirmó ayer a LA ARENA que los trabajadores del sector del todo el país harán un paro total el 23 de abril venidero. Denunció que las empresas pretenden incumplir el ajuste de revisión acordado para el 15 de abril en la paritaria 2018. «Esta negativa pretende que tengamos una pérdida de poder adquisitivo de 14 puntos», dijo.
El pasado martes los dirigentes gremiales de UOSA y los integrantes de la Cámara Empresarial se reunieron en la sede de Unilpa en Santa Rosa. «Allí las empresas nos confirmaron lo que nos habían sugerido tiempo atrás: que no están en condiciones económicas de cumplir con la cláusula de revisión de abril que ya habíamos acordado en el marco de la paritaria del año 2018. Allí quedó establecido que los incrementos salariales debían acompañar los índices inflacionarios y ahora nos ofrecen mucho menos», reveló Orellana.
Según explicó numéricamente Orellana, el índice oficial de inflación de 2018 fue 48% al que hay que sumarle el 4,7 de marzo, lo que marca un 52,7 para ese período de la paritaria. Los salineros recibieron durante el año pasado un 30% de incremento, y ahora solo le ofrecen otro 9%, lo que suma un 39%. «De ésta manera los salineros perderán casi un 14 de poder adquisitivo», reiteró.

Paro total.
Orellana confirmó a este diario que ante este incumplimiento han decidido llevar adelante medidas de fuerza. «Ante esta oferta, por demás insuficiente, y cumpliendo con el mandato de la Asamblea del gremio realizada el 6 de abril en Macachín, hemos resuelto decretar un paro total en la actividad salinera en todo el país para el día 23 de abril venidero», señaló.
El gremialista también informó que a su vez mantendrán el estado de alerta y movilización con otras medidas laborales. «Desde el miércoles se implementó el ‘trabajo a reglamento’ con ‘quite de colaboración’ y ‘trabajo a tristeza y desgano’, como muestra del rechazo que provoca la insensibilidad patronal en éste duro momento que estamos pasando los trabajadores», anunció.
Orellana se quejó del incumplimiento empresarial. «Estamos en una negociación que no deberíamos tener porque ya estaba acordado. Además es difícil discutir cuando nos ofrecen algo irrisorio que no es aceptable. Sinceramente no está en nuestro gremio la posibilidad de que nuestros trabajadores pierdan de tal manera ante la inflación», expresó.
El gremialista aseguró que están agotando los recursos para superar la tirante situación. «Hemos hecho gestiones en distintos estamentos del área laboral, entre ellos varios gobiernos provinciales donde hay empresas salineras. Esperamos que esto haga posible de que nos sentemos de nuevo a hablar con la Federación de empresas para destrabar el conflicto. Estamos realmente en un cuello de botella que no sabemos como se va a resolver», concluyó Orellana.