Inicio La Pampa "Perón se presentó como reivindicación de lo criollo"

«Perón se presentó como reivindicación de lo criollo»

EL GAUCHO Y SU REPRESENTACION A LO LARGO DE LA HISTORIA

El «Gaucho indómito. De Martín Fierro a Perón» es un libro escrito por el historiador e investigador Ezequiel Adamovsky, donde busca encontrar cómo afectaron las diferencias de color de piel y de orígenes étnicos en las identidades de clases a lo largo de la historia de nuestro país. «Perón se presentó a si mismo como el líder de un movimiento de reivindicación de lo criollo», aseguró Adamovsky.
En diálogo con Radio Noticias, el investigador del Conicet habló sobre qué lo motivo a escribir su libro y analizó la actualidad del país. Opinó que «estamos llegando al final de un período que abrió la rebelión del 2001» y que permitió el surgimiento de un movimiento progresista como el kirchnerismo.
Según señaló el autor, el puntapié del libro surgió de la pregunta sobre cómo procesaron las clases populares la discriminación, las agresiones racistas y si hubo alguna reivindicación en algún momento del negro o moreno como algo positivo.
«En esta búsqueda llegue al criollismo, a esta explosión que hubo a fines del sigo XIX de consumo de historias de gauchos matreros, de gauchos rebeldes; donde se describía al héroe de estos relatos como una persona de tez morena. Construyendo a un héroe popular que no era ni blanco ni europeo como se decía en los discursos oficiales que era el pueblo argentino», precisó Adamovsky.
En ese sentido, el investigador reconoció que el gaucho era «reivindicado como la voz del pueblo», como la «figura rebelde» que «peleaba contra la clausura política que había en esos años, por eso fue muy utilizado por los anarquistas».

Gaucho nacionalista.
Con el tiempo, la imagen del emblema argentino -amplió Adamovsky- mucho tiempo después lo toman los nacionalistas, que le dan el sesgo de tradicionalista: «En 1913, Leopoldo Lugones propone construir un culto estatal en torno al gaucho, y el Estado argentino recién lo hace en la década de 1930».
«Cuando eso pasa y las Fuerzas Armadas comienzan a utilizar la figura del Martín Fierro, se les hace complicado de reivindicar, ya que el personaje era un desertor que se la pasa acuchillando militares», detalló el escritor.

El peronismo.
El autor contó que se interesó mucho en cómo el general Juan Domingo Perón «se presentó a sí mismo como el líder de un movimiento de reivindicación de lo criollo, y usó mucho en su campaña electoral citas del Martín Fierro, que era conocido por todos lo votantes en ese momento».
No obstante, el escritor destacó que «los propios seguidores de Perón aportaron al movimiento emblemas tomados del criollismo. Tomando también el sentido anti-oligárquico del criollismo popular, que colabora mucho con la creación de las ideas del peronismo».

Actualidad.
Analizando un poco la actualidad del país, Adamovsky opinó que «estamos llegando al final de un período que abrió la rebelión del 2001, que desorganizó completamente el sistema político argentino: el sistema de partidos».
«Uno de los partidos mayoritarios, como la Unió Cívica Radical entró en un declive del que nunca mas salió; y en ese marco, lo que estamos viendo desde hace cuatro años, es que ese polo se reorganiza en la aparición de un nuevo partido -el PRO- nucleando toda una seria de fuerzas ajenas al peronismo, tanto progresistas como de derecha», explicó el investigador.
Sin embargo, aseguró que la UCR no fue el único espacio político que se vio impactado con «la rebelión» del 2001, ya que el peronismo también «se desorganizó completamente» ya que «venía con una orientación conservadora con Carlos Menem y con Eduardo Duhalde, abriendo una ventana por la cual apareció un fenómeno antes impensado como fue el kirchnerismo que gobernó por tres períodos».

Coalición.
«Ahora me parece que estamos en otro momento de reorganización del peronismo, donde no tengo del todo claro con que signo se va a reorganizar. Hoy estamos viendo una coalición muy amplia que vuelve a organizar al partido, y que no tengo claro como va a cristalizar ideológicamente esa coalición», admitió Adamovsky.
«Tal como está ahora pareciera que va a cristalizar con una orientación mas bien de centro y no progresista como supo tener en otro momento, lo cual sería bastante preocupante por que nos va a dejar con un bipartidismo parecido al de Estados Unidos o Europa donde las opciones que hay son un partido de derecha y uno de centro o centroderecha como únicas dos opciones», cuestionó.