Inicio La Pampa "Pico tiene una generación muy alta de residuos"

«Pico tiene una generación muy alta de residuos»

INICIAN ESTUDIO SOBRE TRAMIENTO DE BASURA EN EL NORTE PROVINCIAL

La directora de Ambiente y Desarrollo Sustentable del municipio de General Pico, Melina Medús, indicó que la población local en poco más de una década, duplicó y hasta triplicó la tasa de generación diaria de residuos per cápita. En este sentido remarcó que el reciclaje no debe ser la primera práctica dentro de las jerarquías ambientales, y que se debe priorizar la separación en origen y la reducción de envases que no pueden ser reutilizables.
Hace unos días se anunció que una consultora privada, en conjunto con las comunas de la microrregión II, de la que es cabecera General Pico, llevará a cabo un estudio que permita encontrar soluciones que sean comunes a todas las comunidades sobre la problemática de la generación de residuos.
Se optó por este conjunto de localidades, dado que «todos los municipios nos vemos con la misma complicación a la hora de buscar un lugar para disponer correctamente la basura por estas situaciones que hacen a nuestra zona».
«Este estudio va a ser mucho más completo que el que se hizo en 2006 con fondos del BID (Banco Interamericano de Desarrollo). En ese entonces se analizó la generación de residuos per cápita para cada habitante de la provincia y dio que en La Pampa estábamos en una media de 0,82 kilos por persona por día. Ese estudio dio como resultado que Pico tenía la tasa más alta, porque estábamos en casi 0,96 kilos», dijo Medús en diálogo con LA ARENA.
«No solo creció la población de Pico sino que cambiaron los hábitos de consumo y la cantidad de residuos que genera cada habitante, se duplicó o triplicó. No todos los barrios generan la misma cantidad ni la misma composición de los residuos. Hace unos días culminamos una etapa de un análisis que hacemos desde la Secretaría de Ambiente y Servicios Públicos, en conjunto con el INTI y la Universidad Nacional de La Pampa, para actualizar ese índice», agregó.
La funcionaria municipal señaló que si bien aún no se cuenta con un índice certero, por diferentes indicios, se estima que se duplicó y hasta triplicó la generación de basura en la ciudad.
«Lo podemos ver diariamente y eso solo en la recolección domiciliaria, dado que en la composición total de residuos que genera el habitante está contemplado por lo que se arroja en la estación de transferencia y por la recolección especial, que no muchos municipios en el país la tienen, y que fue una solución bastante buena para los basurales a cielo abierto o clandestinos, que encontrábamos en caminos vecinales. Pico tiene una generación muy alta de residuos, lo vemos día a día, y nos asombra», sostuvo.

Separar en origen.
Medús sostuvo que si bien esto responde a una «tendencia mundial», se deben buscar las herramientas para controlarlo.
«Es una tendencia a nivel mundial, que tiene que ver con muchos otros factores como el cambio de los hábitos de consumo. Antes no consumíamos la misma cantidad de bebidas envasadas que ahora, y todos los alimentos vienen con un envase mucho más importante. Por cada alimento capaz que generamos tres tipos de residuos diferentes. Ese tipo de cosas que cambiaron en el consumo, hacen que esto se haya duplicado y en algunos casos, triplicado. En el mundo hay avances para reducir la utilización de sorbetes plásticos que antes no se utilizaba tanto, como de todo ese tipo de envases que no son aptos para el reciclado», explicó.
«Ya hay países que han tenido que legislar respecto a los embalajes y envases, y en Argentina en breve va a salir algo, pero nos tenemos que plantear qué hacer con eso que generamos», agregó la entrevistada.
Por su parte dijo que el estudio «nos va a ayudar mucho a dimensionar esto. Seguramente que la flota del servicio de recolección con la que contamos, no es suficiente y en muchos casos tenemos camiones viejos y demás, pero más allá de que tengamos la planta más grande y sofisticada, no sirve de nada si no logramos que el vecino participe y separe en origen. Lo primero que tenemos que trabajar es en minimizar el volumen de residuos, después separar en origen que es lo más importante, tratar de que ciertos envases no lleguen a disposición final».
«Hay muchos residuos que se pueden reutilizar en el hogar, sobre todo el vidrio. El plástico es lo que nos genera mayores inconvenientes y lo que más se ve en la basura. Aún el reciclado, más allá de que es una buena práctica, no debería ser la primera dentro de las jerarquías ambientales. Deberíamos ir por reducir en origen, para no generar determinados envases», concluyó.