Pidieron el procesamiento de Larrañaga

POR IRREGULARIDADES EN LAS OBRAS DE LAS CLOACAS DEL BUTALO

Continúa avanzando en la Justicia Federal la causa iniciada contra ex funcionarios por el delito de defraudación a raíz de las irregularidades detectadas en las obras de agua y cloacas realizadas en el barrio Butaló de Santa Rosa.
En el marco de la investigación y después de las indagatorias, se supo que el fiscal federal Leonel Gómez Barbella pidió el procesamiento del ex intendente Luis Larrañaga, en cuya gestión se desarrolló el proyecto. Además, trascendió que solicitó que sean procesados el ex director de Aguas y Saneamiento, Nicolás Echevarría; el ex secretario de Obras Públicas, Daniel Ucciardello; y los empresarios Adolfo Bruno, Mario Giandón y Omar Jubete.
Además, se supo también que el funcionario judicial pidió la indagatoria de José Francisco López, ex secretario de Obras Públicas de la Nación; y Lucio Tamburo, ex administrador del Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento.
El pedido del fiscal al juez federal, Pablo Larriera, considera que Larrañaga, Ucciardello, Echevarría y Bruno son coautores; mientras que a Jubete y Giandón, partícipes necesarios por el delito de administración fraudulenta agravada por haberse cometido en perjuicio de la administración pública.
En este sentido se supo también que el fiscal solicitó como medidas la inhibición general de bienes de todos los imputados que tienen pedido de procesamiento. Pidió que se decrete la inhibición general de bienes respecto a todos los imputados y la inmovilización de las cuentas que identifica el Banco Central.
Sobre Jubete particularmente, la fiscalía solicitó designar veedores informantes respecto de la empresa constructora a dos profesionales de la AFIP por seis meses, para observar un control de las cuentas y bienes de la firma pampeana.

Maniobra de corrupción.
De acuerdo a la instrucción de la causa, la fiscalía señaló que el accionar de los funcionarios “no estuvo dirigida a resguardar los bienes e intereses patrimoniales del Estado, cuya administración y/o custodia les había sido confiada, sino a beneficiar a la empresa vinculada a Jubete. Ello a través del otorgamiento irregular de la obra pública cloacal y la ejecución del contrato en condiciones particularmente ventajosas para el empresario y perjudiciales para el Estado”.
A su vez se menciona sobre Jubete y Giandón -el ingeniero civil que representó a la empresa- que “su accionar posibilitó una compleja maniobra de corrupción donde su rol habría resultado tan determinante como el de los funcionarios involucrados”.
Lo que la fiscalía investiga son maniobras de defraudación al Estado nacional llevadas a cabo por particulares y funcionarios públicos mediante la adjudicación irregular de obra pública cloacal en Santa Rosa: “en consecuencia parte de los fondos ilícitos manejados por la empresa que habrían sido objeto de los mecanismos descriptos en las declaraciones indagatorias provendría de las arcas del Estado, y de allí entonces la relevancia de que se adopten medidas tendientes a su protección”, se indicó.

Costo.
La obra es la “Renovación de la red cloacal de asbesto cemento” del barrio Butaló por un monto de $ 2.233.725 (presupuesto oficial) en el marco del convenio único de colaboración y transferencia celebrado entre el Enohsa, La Pampa y el municipio, a través del cual se otorgó un financiamiento no reintegrable para el proyecto.
La obra fue adjudicada a la empresa constructora Jubete por $ 2.911.321 por menor precio. Bruno había sido designado como inspector de Agua y Saneamiento para la inspección y el control de los trabajos.
Entre las irregularidades denunciadas por los vecinos, es que las acometidas que comienzan en la colectora principal no llegan a un metro de la línea municipal, por lo que los trabajos conforme fueran solicitados en los pliegos estarían inconclusos.
La obra costó cerca de 5 millones de pesos en el año 2014 y después comenzaron los problemas. La Municipalidad pagó de su propio presupuesto los últimos certificados.