Piden reinstalar una salida de emergencia en el Teatro

CONCEJALES CUESTIONAN LA INACCION DEL EJECUTIVO MUNICIPAL

El Concejo Deliberante solicitó a la intendenta de General Acha, María Julia Arrarás, que arbitre los medios necesarios para que a través del área que corresponda se realicen las obras de colocación de una salida de emergencia, además de la ampliación de los camarines del teatro Padre Buodo. La iniciativa fue aprobada por unanimidad.
Los ediles consideraron que resulta necesario que el edificio cuente con una salida de emergencia, debido a que la que había fue sellada cuando se hicieron las obras de remodelación del lugar. Lo que, a su vez, implicó la ampliación de la capacidad de espectadores.
En ese sentido señalaron que en la actualidad sólo existe una puerta de ingreso y egreso en la parte trasera del salón, que no abre hacia afuera. Por ese motivo, ante cualquier dificultad o eventualidad, las personas que asisten no tienen una salida de emergencia alternativa.

Camarines.
Asimismo coincidieron en sostener que también resulta necesario que se amplíen los camarines para que todos aquellos que utilizan el teatro, dispongan de los espacios adecuados para el desarrollo de las actividades.
La autora del proyecto María Laura De Aguirre (PRO), manifestó que es de público conocimiento que tiempo atrás se realizaron remodelaciones en el teatro Padre Buodo. Incluso recordó que en su oportunidad se hizo el reclamo porque todas las butacas que se sacaron, fueron dejadas a la intemperie, en vez de haber sido guardadas para un futuro reciclado.
Afirmó que desde el ejecutivo se amplió “totalmente la capacidad del salón, pasando a tener un espacio para 420 personas”. Por esa razón opinó que resulta importante y fundamental que el cuerpo deliberativo deje bien aclarada esta situación. Particularmente, -agregó-, en lo concerniente a la salida de emergencia porque si ocurre un suceso, que rogó que no sea así, “no seamos responsables por no haber tomado las medidas necesarias para solicitar la apertura de dicha puerta”.

Reunión.
La edila se mostró sorprendida porque cuando se mantuvo una reunión con la arquitecta Silvia Miño (Obras Públicas), la profesional aseguró que se trataba de una solución fácil porque se podía hacer una puerta a un costado del hall de entrada, cuya salida da a una puerta que se colocó a un costado. Sin embargo, -acentuó-, “siguen pasando los meses y todo sigue igual”.
Puso énfasis en que falta poco para fin de año, cuando más se utiliza el salón para las actividades que las escuelas realizan anualmente, y por las cuales se completa la capacidad del salón. No obstante ello, lamentó que desde el municipio no se adopte ninguna acción al respecto.
Por último afirmó que se ha incrementado el espacio para 420 personas, pero los camarines son “ineptos”, debido a que los chicos se tienen que cambiar en un costado porque no tienen lugar.