Pidieron cárcel para el hombre que abusó de una perra

Los integrantes de la asociación protectora de animales, APANI, pidieron a través de una carta pública, difundida este martes en su cuenta de Facebook, cárcel para el hombre que presuntamente abusó de una perra en Santa Rosa.

“APANI expresa su más profundo repudio por el aberrante hecho que ocurrió el viernes último en Santa Rosa, en el que un hombre de 60 años fue denunciado por el presunto abuso sexual de una perra, en las afueras de la ciudad. Más allá de este repugnante y aberrante hecho que nos conmociona, como ONG debemos reconocer que salvando la distancia por la situación, en Santa Rosa vemos a diario la situación de maltrato de la que son víctimas muchísimos animales en manos de sus dueños”, dice la carta.

Y amplía: “Nuestra sociedad está colmada de gente que desprecia la vida de los animales y es por ello que a diario intervenimos en casos de maltrato de muchos de ellos que son abandonados a su suerte, o a su muerte, por sus propios dueños. Así, nos encontramos con dueños desaprensivos que tienen mascotas de raza y lucran con ellas por años vendiendo sus crías, al mejor postor y cuando en sus partos tienen complicaciones aducen no tener dinero para una cesárea y las dejan morir. O casos de gente que deja sueltos a sus animales y cuando son atropellados piden ayuda veterinaria y cuando no la reciben dejan morir a sus mascotas en el peor de los sufrimientos. Ni hablar de los animales atados, sin un solo techo para protegerse del sol, el calor, la lluvia o el frío; sin mencionar los que mueren en la cacerías en medio de los festejos de los crueles dueños que solo se preocupan por la presa; además de los que arrojan por la ciudad los cachorros de sus perras al momento de nacer. Estamos en una sociedad que en gran parte no ama a los animales y la muestra más visible es la cantidad de aquellos que están en situación de calle por el abandono. Lo que no podemos negar es la sorpresa, por cierto nada grata, del accionar judicial, que rápidamente, pese a la existencia de testigos, de la denuncia y localizado el autor del presunto delito, lo libera”.

En su carta, APANI prosigue: “Hoy estamos ante un caso aberrante que, de acuerdo a los testimonios de quienes lo denunciaron tiene como víctima a una perrita y como victimario a un sujeto que es un depravado, con un comportamiento anormal, lo que significa que representa y constituye un peligro para el conjunto de la sociedad. Pese a ello, aún con la gravedad del delito cometido, este sujeto inhumano hoy está suelto. Si hay testigos del hecho, lo denunciaron, lo atraparon nos preguntamos: Por qué lo soltaron? Que necesita entonces la justicia para hacer justicia? o la realidad es que éste flagrante delito no importa porque se trata de un animal? Por todo ello es que exigimos a los señores y señoras jueces y juezas que apliquen como corresponde la Ley 14.346 de Maltrato Animal, porque si bien el delito de zoofilia no está tipificado, el aberrante hecho en sí constituye un claro maltrato animal”.