Pisandelli denunció a Hernández

POR AGRESIONES VERBALES

El delegado de la Comisión Nacional de Regulación de Transporte (CNRT) en La Pampa, Pedro Pisandelli, denunció ayer al diputado por el Frente Renovador, Darío Hernández, por haberlo agredido verbalmente a través de una comunicación telefónica. La denuncia fue realizada ante funcionarios policiales de la Seccional Tercera de Santa Rosa.
LA ARENA pudo saber que todo ocurrió ayer por la mañana, el día posterior a que la CNRT retuviera dos “Trafic” que circulaban por la ruta nacional 35 y que provenían de Río Cuarto y Misiones, respectivamente. En los procedimientos -hubo otro paralelo en cercanías a la localidad de Catriló, sobre la ruta nacional 5- los integrantes del ente constataron que los rodados, que transportaban unas 13 personas, no contaban con documentación necesaria para circular y por ello fue necesario impedir que continuaran con su viaje. Por ello fueron retenidos.
En ese contexto, Hernández, se acercó a la delegación junto a personas que viajaban en uno de los vehículos retenidos. “Como yo no estaba me llamó por teléfono y me dijo que revea la situación, que la gente venía de Misiones y que no se podían trasladar acá. Que me fijara de solucionarles el problema”, confió Pisandelli a este diario ayer. El delegado aseguró también que el conductor de la “Trafic” que provenía de la provincia mesopotámica ofreció un soborno a los inspectores. “Hicimos una denuncia por ello en la Seccional Tercera. En el acta labramos que quisieron sobornar a los inspectores y es una pena grave”. A su vez agregó que “le dije a Darío que no se involucre porque la falta era grave. El lo desestimó, pero le dije que la trafic no se iba a ir porque iba a estar varios días retenida”.
Conforme a lo indicado por el entrevistado, ello no le gustó mucho al legislador que -siempre en palabras de Pisandelli- “se sacó y comenzó a decir una sarta de cosas amenazantes y me cortó el teléfono”.
La agresión verbal fue motivo para que el delegado denunciara a Hernández en la Comisaría de la calle José Ingenieros. “Sentí cierta impunidad del poder, de llamarme a mí para cambiar una decisión que está tomada y que no va a cambiar. Después confirmó lo que me dijo en una radio de Santa Rosa”, manifestó Pisandelli.