Inicio La Pampa Pitbull: "Falta de educación"

Pitbull: «Falta de educación»

LA PELIGROSIDAD DE ALGUNAS RAZAS DE PERROS

El médico veterinario y ex titular del área de Medio Ambiente y Zoonosis municipal, Alejandro Calderón, afirmó que la presencia de perros potencialmente peligrosos en calles y hogares de la ciudad requiere «una educación adecuada».
Calderón visitó los estudios del canal de la Cooperativa y en una entrevista para el programa La Parte y el Todo, que se emite los miércoles a las 22 en CPEtv, se refirió a los perros potencialmente peligrosos y, particularmente, al caso de los dos Pitbulls que días atrás atacaron a un niño, que finalmente escapó gracias a la intervención de un perro mestizo (los Pitbull luego lo mataron).
Al respecto, Calderón sostuvo que con los perros es fundamental «la educación. Más allá de la castración, de la cirugía que todos los gobiernos insisten para controlar la población, tiene que haber una educación para disminuir la población de perros».
En relación a los Pitbulls, el médico veterinario aseguró que son «una moda» y recordó que en su momento la raza se crío «para peleas de perros», que luego fueron prohibidas. Después, «quedaron en la casa de uno de mascota, de seguridad, pero mucha gente lo usa para seguir peleando, ir por la calle y largárselo a otro perro, lo he visto en Santa Rosa, o lo dejan en la puerta de la casa y si pasa alguien con un perro, pobre», indicó. En ese aspecto, señaló que gente con malas intenciones lo utilizan para este tipo de actividades que están totalmente prohibidas.
Calderón señaló que, en primer lugar, esta raza de perros debe «estar dentro de la casa, si tuviese la imposibilidad de salir, ese perro no hubiera mordido a nadie. Lo fundamental del perro es que esté en la propiedad, uno es responsable de eso, por eso la educación».
A su vez, remarcó que si la persona saca a pasear al can, «tiene que llevarlos, como dice la reglamentación, con un bozal porque es un perro potencialmente peligroso» y se puede escapar de la correa.
En ese sentido, resaltó que existe «falta de educación», incluso en los funcionarios debido a que cuando se hacen las ordenanzas, en muchas oportunidades «falla el control». Por ello, consideró que para estos casos «tendría que ser la Policía provincial, con ayuda del municipio, una parte importante en ese control del animal. Porque cuesta al empleado municipal ir pedirle los papeles a la persona, generalmente se enojan y ahí uno tiene que estar con la ayuda de las fuerzas. Tiene que haber un operativo y tiene estar la policía provincial».
Para el veterinario, las ordenanzas actuales «están perfectas» y «si se pudiesen cumplir como están sería demasiado, porque hablan del perro potencialmente peligroso, de la materia fecal, del collar, de registrarlo». Por ello, enfatizó en que «falta educación y el control también» y que «es el momento de que los municipios hagan convenios con la policía para hacer este tipo de control».

«Potencialmente peligrosos».
Por otra parte, Calderón explicó que estos perros son «potencialmente peligrosos» y, según lo establece la ordenanza, se los considera así «por el porte, la mordida y el tamaño del animal».
«Hay perros que son más agresivos con la gente, que son chiquitos, pero no te hacen nada», continuó el especialista, «pero si te llega a morder un Pitbull es una mordida tan grande que por eso lleva la connotación de perro potencialmente peligroso, que no se refiere a que son más o menos agresivos que otras razas. Lo que tienen que usar es el bozal, es fundamental».

«Le estás dando un arma».
Calderón trazó una comparación con otros países y destacó que «hay lugares donde te exigen tener buen comportamiento, determinada edad y otros requisitos para tener un perro potencialmente peligroso y no cualquiera puede».
En ese sentido, indicó que «una persona con mala conducta, que haya tenido antecedentes penales, no le van a dar un perro de esos» porque «le estás dando un arma».
Por estos motivos, consideró que en la creación de una normativa provincial es necesario que se establezcan una serie de requisitos para poder poseer esta raza de perros. Allí, «los municipios va a aportar esto de quién puede llegar a tener un perro peligroso» porque «una persona con antecedentes de violencia no sería aconsejable que lo tuviera».

Presencia de un puma.
Calderón fue uno de los protagonistas del operativo que neutralizó a un puma que merodeaba en Casa de Piedra días atrás. Explicó que desde Recursos Naturales le solicitaron la colaboración como veterinario y por eso se «anestesió al animal» y «después se lo trasladó al Parque Luro, a las jaulas especiales que hay de manejo». Por otra parte, expresó que «lo más probable es que se haya escapado de algún campo», debido a que «no es común porque acostumbrarse a estar muy cerca de la población no es común».