Se incendió parte de la planta de asfalto

La vieja planta de asfalto de la Municipalidad de Santa Rosa sufrió este martes un incendio en el sector de la caldera cuyos daños serán evaluados a partir de la mañana de este miércoles, cuando la luz del día y el enfriamiento de los materiales permitan apreciar con precisión en qué condiciones quedó.
El fuego se inició anoche, alrededor de las 21, y generó mucha preocupación en las autoridades de la ciudad, la cual se disipó parcialmente cuando confirmaron que no se trataba de la nueva planta de asfalto sino de la antigua.
El encargado del lugar, que dialogó con un equipo de LA ARENA, explicó que había puesto en marcha el equipo para calentar el asfalto puesto que hoy, a primera hora, iban a iniciar tareas de pavimentación en la ciudad. El trabajador estimó que una fuga de aceite o gasoil podía haber producido el inicio del fuego, aunque no descartó un sobrecalentamiento que haya llevado a la maquinaria a trabajar por encima de la temperatura normal, que es de 150 grados.
En el lugar trabajó una dotación de bomberos de la Unidad Regional I de la Policía. Junto a ellos estuvo el director de Defensa Civil, Luis Clara. Al lugar también llegó el secretario de Gobierno de la ciudad, Fernando Pina, quien, vía telefónica, mantuvo al tanto de lo que sucedía al intendente Leandro Altolaguirre.

Controlado.
A las 21.45 Clara aseguró a este diario que el incendio estaba controlado. Los bomberos trabajaron con agua para enfriar la estructura metálica y con arena para ahogar las llamas en el interior de la caldera.
Durante el trabajo de los servidores públicos, se escucharon algunas explosiones, seguidas por llamaradas que brotaban de la caldera. Las tareas fueron diligentes puesto que la planta de asfalto está compuesta por una caldera que se abastece con gasoil, una serpentina con aceite en su interior, con el cual se calienta la planta, y con el asfalto, todos materiales inflamables.
A las 21.30 llegó al lugar un equipo de la División Criminalística de la Policía, pero se retiraron luego que los funcionarios de la ciudad, Clara y los propios bomberos descartaron, al menos preliminarmente, la hipótesis de un incendio intencional.