Inicio La Pampa Por ahora no hay implicados por los destrozos a escuela

Por ahora no hay implicados por los destrozos a escuela

ATALIVA ROCA: FISCALIA CONTINUA CON LA RECEPCION DE TESTIMONIALES

La fiscalía continúa con la investigación tendiente a individualizar a los autores de los destrozos realizados en el colegio René Favaloro y de la Escuela 45 «Nicolás Lavalle» de Ataliva Roca. Los hechos se registraron a fines de marzo de este año.
Fuentes oficiales indicaron a LA ARENA que por el momento no hay ninguna persona imputada, pero eso no significa que con el devenir de la investigación pueda haber implicados. No obstante ello, se aclaró que hay cautela porque podría tratarse de menores de edad.
El fiscal que interviene en la causa, Juan Bautista Méndez, acompañado por la asesora de niños, niñas y adolescentes Agostina Pensa, han realizado un par de viajes hacia esa población a los fines de llevar a cabo distintas diligencias judiciales.

Reuniones.
En esas oportunidades hubo encuentros con la intendenta Nelli Otamendi, y con padres de alumnos del establecimiento educativo donde funcionan dos niveles, por la mañana el primario y por la tarde el secundario.
Una vez que la fiscalía tomó conocimiento del hecho, se dispusieron diferentes medidas en coordinación con la comisaría achense y el destacamento policial de Ataliva Roca, entre las cuales incluyó la intervención de personal de la Agencia de Investigación Científica (AIC), que realizó tareas de relevamiento de huellas y demás.

Cámaras.
Por otra parte se informó que la policía observó las filmaciones obtenidas por las cámaras de seguridad, pero ninguna posibilitó determinar quién o quiénes provocaron los destrozos en el edificio educativo.
De esa forma se desestimó las versiones que indicaban que de esas imágenes surgía con certeza la autoría de los hechos, como así que se intentaba proteger a determinadas personas. «La policía controló el material fílmico de las cámaras de seguridad, y la verdad que no surge nada de tales imágenes», aclaró el mismo vocero.
Asimismo entre el martes y la jornada de ayer se recibieron declaraciones testimoniales a padres y alumnos de la escuela, con el objeto de establecer quiénes fueron los presuntos responsables. De todas formas, para el caso que resultasen imputados menores de edad, la causa será remitida al Juzgado de la Familia, Niños, Niñas y Adolescentes con asiento en esta ciudad. De ser así, tampoco se podrá dar a conocer la identidad de los mismos.

Reclamo.
Hace unos días vecinos y padres de alumnos de la institución educativa se concentraron frente al edificio para pedir información sobre la forma en que se está tratando el grave caso de los destrozos. El rector del Colegio salió a recibir a los manifestantes y habló con ellos pero, de acuerdo a lo que expresaron a este medio, no brindó una respuesta acorde a la inquietud que moviliza a los padres.
Hay padres que exigen que se les informe la manera en la que se está tratando el tema pues temen que todo quede en la nada y los responsables queden impunes.
Sin embargo las versiones crecen y apuntan a una supuesta participación de propios alumnos de la escuela de uno de los años superiores que actuaron, supuestamente, en «venganza» por una medida disciplinaria que la escuela iba a tomar en contra de ellos.
La conmoción que causó en esta pequeña y tranquila localidad la incursión nocturna que destrozó la escuela pudo medirse en la enorme convocatoria que tuvo la cena y bingo para recaudar fondos para reparar y reponer lo destrozado que se realizó en las instalaciones del Club Pampero.