Inicio La Pampa Por la inacción de Vialidad Nacional, en Catriel se está bacheando la...

Por la inacción de Vialidad Nacional, en Catriel se está bacheando la ruta 151

La Municipalidad de Colonia Catriel, Río Negro, realizó el martes el bacheo de parte de la ruta nacional 151. Los trabajos fueron dispuestos en forma unilateral por el intendente de esa ciudad, Carlos Johnston, cansados de la inacción de Vialidad Nacional, que hace más de 4 años viene prometiendo la reparación íntegra de la 151 entre Cipolletti y Algarrobo del Aguila.
La noticia fue puesta en consideración pública por el medio local C25N. «Tomamos el toro por las astas, sin pedir permiso a Vialidad Nacional, porque primero está la vida», señaló Johnston.
La situación se inició cuando el jefe comunal de Catriel decidió enviar al personal municipal a tapar los baches en el tramo cercano a la localidad, con la colaboración de personal de la dirección de tránsito y puesto caminero de la policía rionegrina. La actividad de reparación se practicó entre los kilómetros 120 y 126, con personal de obras públicas de la comuna.
El estado deplorable de la ruta 151 llevó a que muchos la consideren la «peor ruta del país», en la que se han producido innumerables accidentes y pérdida de muchas vidas. La ruta nace en Cipolletti y se extiende por 315 kilómetros hasta Algarrobo del Aguila, la mayoría del tramo recorre zonas rurales. Salvo los 30 kilómetros iniciales, hasta Barda del Medio que pasa por varias ciudades rionegrinas, luego atraviesa zonas de campos. En los casi 178 kilómetros que separan Barda del Medio de Puelén, solamente cruza por las ciudades de Catriel y 25 de Mayo.
En esa zona fueron innumerables las acciones de reclamo que han llevado a cabo autoridades y toda la comunidad. Desde notas, manifestaciones en esa vía de tránsito, reclamos oficiales del municipio y legisladores, pero todo ha caído en saco roto. La reparación de la ruta ha llegado a estar licitada en dos oportunidades en los últimos cuatro años, pero una a una se fueron cayendo.

«Nos preocupa a todos».
Durante las tareas estuvo en el lugar el intendente Johnston acompañado por la diputada provincial Viviana Germanier, quien es la candidata a intendente por Juntos Somos Río Negro, y el secretario de Obras Públicas de esa comuna, Roberto Lezcano.
«Hemos tomado el toro por las astas, ya que la Nación no se hace cargo ni siquiera de reparar los baches. Esto es muy peligroso, a pedido de mucha gente, decidimos, por lo menos en nuestro tramo, donde hay pozos muy grandes, poner ‘rapi-bache’, y lo vamos a seguir haciendo a medida que vayan apareciendo pozos», dijo el mandatario comunal entrevistado por FM Alas.
También la legisladora provincial Germanier expuso su opinión. «Este es un tema que nos preocupa a todos, hemos hecho muchas gestiones, reclamos, con todos los intendentes del circuito Alto Valle oeste elevamos notas a Vialidad Nacional».
«Solo están evaluando el tema de las banquinas, a nosotros nos preocupa la ruta. Lo hemos hablado con el gobernador Alberto Weretilneck, y el ministro de Obras Públicas, Carlos Valeri. Esta es una acción concreta que hace el municipio de Catriel pensando en los vecinos», resaltó la legisladora.

«Nación no está».
Johnston insistió en la peligrosidad que significa el estado del corredor vial que tiene un enorme flujo de tránsito. «Esperemos que Nación se dé cuenta que en la ruta 151 han ocurrido muchos accidentes, en los cuales hubo varias víctimas fatales, en otros casos roturas de vehículos. Estamos preocupados, es una ruta muy transitada por el tema petrolero», sostuvo.
«Hemos hecho reclamos desde el municipio, el Concejo Deliberante, a través de la legisladora provincial Viviana Germanier y desde otros sectores, hasta ahora no tuvimos respuestas. Es un ruta que tenían previsto hacerla hace dos o tres años y la obra no comenzó nunca», se quejó el intendente.
«Las banquinas son muy peligrosas, en algunos lados tienen un descalce de 20 centímetros. Tomamos la decisión sin pedir permiso a vialidad nacional, porque primero está la vida de la gente. La Nación debe estar en todos lados, y en estos lugares no se nota que esté «, concluyó Johnston.