Inicio La Pampa Porqué sigue vigente la absurda prohibición

Porqué sigue vigente la absurda prohibición

CUATRICICLOS EN TOAY Y SANTA ROSA

Aquellos vecinos de Santa Rosa y Toay que esperaban que este 2019 se levantara finalmente la absurda prohibición de circular en cuatriciclo, tendrán que conformarse una vez más con el saludable y tradicional paseo a pie o en bicicleta. Otro año pasa y los usuarios y esperanzados ahorradores que quizá vieron materializarse el fruto de su trabajo en el mal denominado «vehículo rural», no podrán quitarle las telas de araña ni el óxido del desuso para pasear con sus familias: tendrán que mantenerlo guardado debajo de la cochera hasta nuevo aviso.
El debate presenta pocas aristas, y su resolución es meramente una cuestión política y burocrática que depende de las intendencias. A favor de los usuarios está la aprobación por parte de varios municipios pampeanos (como Acha o General Pico) del uso del «cuatri» en determinados sectores del ejido urbano y, ni más ni menos, una Ley Nacional. En su contra… una obstinada determinación que carece de sustento jurídico.

Ley.
Desde enero de 2018, a través del Artículo 5 inciso X del decreto 32/2018 (una modificación del decreto 779/1995), los cuatriciclos son considerados vehículos automotores. De esta manera se puso fin a la larga laguna legal en la que se encontraban, y los eternos problemas con la homologación de algunos modelos solo quedarán en la memoria de los importadores y usuarios que los padecieron. Ahora, para su compra y utilización, será obligatorio la chapa-patente, el seguro para terceros, la verificación técnica, el casco homologado y la licencia… eso sí, si comienzan a otorgarla.
El decreto, además, termina con un debate de varios años, que concluyó en algunos países de Europa tiempo atrás: el cuatriciclo no es apto para tareas rurales por el riesgo de vuelco trasero y lateral y por no contar con estructura de protección ni cinturón de seguridad.

Insistencia.
Sin embargo, desde la Dirección de Tránsito de la Municipalidad de Santa Rosa insisten en que «el cuatriciclo se considera un vehículo rural por Ley Nacional, y sólo puede circular por la ciudad si es transportado en un carro o en algún otro vehículo».
Así opinó en diálogo con LA ARENA una alta autoridad de dicha Secretaría. «Los municipios costeros han legislado localmente para que puedan transitar en determinadas áreas, y recién hace un mes entró en vigencia el tema de la licencia. A nivel Nación se está tratando y tendremos que esperar a que se solucione para nosotros poder reglamentar en qué sectores podrán ser utilizados, sino estaríamos en contradicción con la Ley Nacional», agregó el funcionario.

Rebeldes.
Pese a la prohibición muchos propietarios deciden igualmente salir de paseo, arriesgándose a una potencial multa e incluso a una persecución por parte de las fuerzas de seguridad. Sin ir más lejos el pasado martes fue interceptada una pareja a bordo de un Can Am 1000 en la avenida Perón, y su conductor pasó un buen rato atrincherado sobre el asiento, negándose a entregar su «cuatri».
Según dijeron desde Tránsito, la posibilidad (u obligación) de adherir a la Ley Nacional, reglamentar las zonas de circulación y comenzar a otorgar el carné especial no será discutida prontamente por los concejos deliberantes de Santa Rosa y Toay, pese a los eternos reclamos de los usuarios…. ¿Por qué?