Portezuelo generará la energía eléctrica más cara del país

OTRO FUERTE CUESTIONAMIENTO A LA REPRESA SOBRE EL RIO GRANDE

Si el proyecto hidroeléctrico Portezuelo del Viento ya tiene numerosos cuestionamientos, ahora sumó uno más, y de mucho peso. Apunta al precio que deberá pagarse por el megavatio-hora para que se justifique el funcionamiento de la futura central hidroelétrica. El reproche no se originó ni en el gobierno de La Pampa ni en la Fundación Chadileuvú ni en alguna provincia condómina del río Colorado, sino en el seno mismo de la provincia de Mendoza.
Para que la represa Portezuelo del Viento sea rentable, el valor del megavatio generado deberá estar en unos 125 dólares, un valor altísimo para los montos que se pagan en nuestro país. Así lo sostuvo un ex directivo de Impsa que analizó los números de la obra como parte del programa PPP. “US$ 125 parece inalcanzable comprometiendo seriamente un financiamiento privado”, advirtió el especialista.
En artículo publicado a fines del mes de octubre en el diario mendocino Los Andes, el ex subdirector del Centro de Investigaciones Tecnológicas de Impsa (Industrias Metalúrgicas Pescarmona Sociedad Anónima), Leopoldo Millán, analizó cuáles deberían ser los costos de producción de la central hidroeléctrica de Portezuelo del Viento para alcanzar una producción energética viable y reintegrar el dinero en el tiempo esablecido a los inversores privados. El artículo, titulado “Qué se debe tener en cuenta para hacer Portezuelo del Viento”, deja una conclusión poco alentadora para los impulsores del proyecto y suma un elemento en contra de esta obra, muy cuestionada por las consecuencias ambientales que tendrá en el tramo medio e inferior de la cuenca.

Gran desnivel.
El río Grande, señaló Millán, se ubica en el departamento Malargüe y es el más caudaloso de la provincia de Mendoza, con un escurrimiento medio de 107 metros cúbicos por segundo. Presenta un gran desnivel y gargantas estrechas que hacen posible la instalación de centrales hidroeléctricas. La antigua Agua y Energía proyectó cinco centrales en su curso, de las cuales Portezuelo del Viento es la de mayor tamaño. “Actualmente se está evaluando su construcción y desde el gobierno provincial lo dan como seguro”, recordó el especialista.
Sin embargo, en el marco de la reducción de gastos del Estado nacional, Portezuelo no contará con financiamiento público y su realización está condicionada al programa de Participación Público Privada (PPP).
“El costo previsto de la obra es de 712 millones de dólares que se subrogaran a lo largo de la concreción del proyecto en cinco años si todo anda bien”, señaló Millán.
Los 712 millones de dólares que señala Millán están muy desactualizados: hasta hace unos meses, el valor oficial era de 1.100 millones de dólares y según los números que revelaron hace un par de meses funcionarios pampeanos, el monto final que contempla el Presupuesto Nacional 2019 asciende a 2.600 millones de dólares.
A los efectos de su análisis Millán consideró dos posibles orígenes del dinero, ambos privados: 1) Instituciones de fomento como el Banco Mundial (BM), Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Corporación Andina de Fomento (CAF), o algún país que con ventajas de suministro quiera financiarlo pudiendo otorgar préstamos a una tasa de 6% o algo menor, 2) Bancos privados que financiarían a una tasa no menor al 9% debido al riesgo país, del orden de 600 puntos.
“Planeando muy bien la construcción para que no se retrase -indica el articulista-, la deuda acrecentada por los intereses al momento de comenzar la operación de la central será de 819,26 o 904,74 millones de dólares dependiendo de que el financiamiento sea de fomento o privado. Las cuotas anuales para pagar ese crédito a 30 años serán de 53,29 y 88,06 millones de dólares para ambas opciones de financiamiento”.

Central hidroeléctrica.
La central energética que funcionará con el agua acumulada por Portezuelo, generará 884 gigavatios-hora y su facturación “dependerá de la tarifa que consiga contratar con Cammesa”, planteó con mucho tino el ex directivo de Impsa.
“El precio normal sería de 75 dólares el megavatio. Con ello la facturación sería de 66,3 millones de dólares al año a lo que hay que descontar los costos de operación, mantenimiento, impuestos y regalías, aproximadamente un 20% quedando para pagar el crédito 53,04 millones”. Este monto es tan exiguo que “por poco no alcanza ni para pagar la opción mas económica”·, advirtió Millán.
“Habría que conseguir una tarifa mínima de US$ 124,52 para facturar 110,08 millones que luego de la quita del 20% quedarían los 88,06 millones de dólares necesarios para pagar el financiamiento privado”, sopesó.
Esta tarifa de 125 dólares el megavatio-hora “es elevada y probablemente difícil de conseguir”, máxime si se tiene en cuenta que en recientes licitaciones convocadas por el gobierno nacional para incentivar las energías renovables, se ha ofertado en promedio US$ 41,23 para energía eólica, US$ 43,46 para solar y US$ 97,28 para pequeños aprovechamientos hidroeléctricos. “Con lo cual -resumió Millán- US$ 125 parece inalcanzable, comprometiendo seriamente un financiamiento privado”.
Del análisis se concluye que la opción del financiamiento privado por la vía del plan de Participación Público Privada es la menos favorable.

Conclusiones.
Para Millán, para que Portezuelo del Viento se pueda llevar a cabo como inciativa de Participación Pública Privada (PPP) de cumplir tres condiciones mínimas: 1) Asegurar que la obra no tendrá atrasos y se completará en cinco años. Las multas a las constructoras por atrasos deberán ser muy altas para pagar estos costos; 2) Tratar de conseguir financiamiento de fomento en BM, el BID, la CAF o algún país interesado. Si no se consigue y solo es privado, que no exceda de una tasa anual del 9%, y 3) Conseguir con Cammesa (Compañía Administradora del Mercado Mayorista de la Energía Sociedad Anónima) de tarifa que dependerá de las opciones de financiamiento y no menor a US$ 76 o US$ 125 para ambas alternativas.

En La Pampa, 50 dólares.
A los efectos de comparar los valores señalados por el ex directivo de Impsa, LA ARENA consultó a especialistas para saber cuánto paga nuestra provincia por cada megavatio-hora que adquiere al Sistema Energético Nacional. Un valor promedio y razonable para hacer un cálculo es de 50 dólares el megavatio-hora.
“En realidad no se paga un solo valor sino un pequeño abanico”, explicó uno de los técnicos consultados. “Depende del destino que va a tener esa energía. No es lo mismo un megavatio-hora para una casa de familia, para un comercio o para un gran consumidor”, aclaró. Los valores, incluyendo el costo de transporte de la energía, “oscilan entre 48 dólares y 60 dólares”, estimó.
Como la mayor parte de la energía que se compra en nuestra provincia es para usuarios residenciales -el porcentaje de grandes consumidores es pequeño- “hacer un cálculo en base a 50 dólares el megavatio-hora es bastante razonable”, indicó el especialista. Con este dato, el valor de 125 dólares el megavatio-hora generado que estimó Millán refleja que la ecuación económica de Portezuelo del Viento para el financiamiento privado también interpela la urgencia de hacer esa represa. El valor de 75 dólares por MW-h que correspondería al financiamiento de fomento, es un poco más cercano pero, como se dijera, los números sobre los que se hizo el análisis están alejados de la realidad.