Positiva comercialización ganadera

DE REMATE EN REMATE

Lluvias que complicaron los envíos de haciendas a los distintos mercados hicieron a una evolución positiva de los precios en cada uno de ellos. Si bien los milímetros no fueron muchos en algunas zonas, ayudan para mantener el primer perfil del suelo con buena humedad.
Tanto en las haciendas de invernada como en el consumo y la exportación, la reducción de ofrecimientos fueron generadores de una mayor competitividad por parte de la demanda.
En las tropas correspondientes a la reposición los valores de las distintas categorías y clasificaciones van expresando una recuperación de los precios llevando los mismos a los niveles que se sostenían 45/60 días atrás.
Las lluvias y lloviznas registradas en los últimos días dificultaron los envíos a los centros de comercialización con lo que los ofrecimientos pasaron a ser moderados. Esta situación y la mejor condición que se avizora para los establecimientos dedicados a la recría y/o engorde, llevó a sus representantes a actuar con mayor solidez y competencia en busca de los conjuntos de su preferencia. El cubrir los animales faltantes y sin reposición por la sequía y la presunción de una posibilidad de retención de algunos lotes de invernada por las mejores condiciones climáticas fue exhibido también como determinante para esta mejor comercialización. Es que también para esta semana los ofrecimientos continuaran siendo de menor cuantía por las dificultades de los encierres y envíos de las remesas que estaban previstas salieran para este período.

En Liniers.

Con ofrecimientos nuevamente moderados, la plaza de Liniers operó con interés y buenos precios en todo lo comercializado, aunque en particular las vacas fueron muy requeridas con ganancias promedio de 3 pesos por kilogramo en pie respecto al período anterior.
La entrada de la semana fue de 23.623 vacunos, 363 menos que la pasada. El aporte de haciendas pampeanas fue de 1.323 cabezas versus las 1.533 anteriores. El índice semanal sugerido para los arrendamientos rurales fue establecido en 41,098 pesos versus los 40,024 pesos del ciclo hebdomadario anterior. Por su parte el promedio del novillo liviano de 431 a 460 kilos fue de 42,41 pesos (anterior $ 40,892) y el del novillito pesado de 391 a 430 kilos de 43,894 pesos contra los 42,596 pesos de la semana anterior.

Exportación.

Poco a poco los valores de la exportación van reflejando la necesidad de los frigoríficos por hacerse de la mercadería necesaria para cumplir con los compromisos de los mercados externos. Tal es así que en nuestra provincia el precio del novillo de hasta 150 kilos la media res se ubica ahora en 70 pesos; hasta 160 kilos se pagaron 69,50 y hasta 170 kilos “la media” 69 pesos. También y por novillos por debajo de los 150 kilos la media res fue posible obtener hasta 71 pesos. Sobre frigoríficos de Buenos Aires y Santa Fe y por novillos hasta 150 kilos “la media” o hasta 510/520 kilos en pie se pagaba entre 72 y 72,50 pesos, aunque por novillos con rinde asegurado de 58 a 60 por ciento se llegó a pagar hasta 75 pesos con 21 días de plazo y “a levantar”. Por vacas buenas en nuestra provincia se pagó hasta 56 pesos con 30 días y sobre Buenos Aires entre 57 y 58 pesos con 21 y 30 días de plazo.