PPP: firmaron el fideicomiso

PARA FINANCIAR LAS OBRAS DE LA AUTOPISTA Y RUTA SEGURA SOBRE LA RN 5

El gobierno nacional firmó ayer el contrato de Fideicomiso para financiar los proyectos viales que se realizarán bajo el formato de Participación Público Privada (PPP). Se trata del plan de la nueva red de Autopistas y Rutas Seguras, que incluyen el denominado corredor B, que va desde la ciudad de Luján hasta Santa Rosa.
El trayecto cuenta con dos tramos de autopista, Luján-Bragado y Anguil-Santa Rosa, y la construcción de una ruta segura entre Bragado y Anguil. El fideicomiso tiene como objetivo “garantizar y transparentar el financiamiento de los proyectos que se ejecutarán bajo este nuevo esquema”, explicaron desde el Ministerio de Transporte de la Nación, que dirige Guillermo Dietrich.
“En el marco de este sistema se desarrollará la construcción de la nueva Red de Autopistas y Rutas Seguras, que contempla una inversión de U$S 12.500 millones y la intervención de 7.200 kilómetros de rutas nacionales. La firma del fideicomiso es el paso previo para la concreción del programa PPP. Se trata de un vehículo transparente de pago y garantías que brindará a los inversores privados la suficiente certeza de que la fuente principal de financiamiento -el impuesto a los combustibles- se aplicará correctamente al repago que el Estado comenzará a realizar en 2021 de los servicios y las obras incluidas en los contratos”, explicó.
De la firma del contrato participaron Dietrich, la administradora general de Vialidad Nacional Patricia Gutiérrez, el gerente general del Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE) Fernando Latorre, el presidente del Banco de la Nación, Javier González Fraga, así como los apoderados del Banco de Valores, Santiago Brandan y Delma Ferrero.
“Este Fideicomiso fue fundamental para que las ofertas que recibimos el pasado 24 de abril fueran tan competitivas, y lo replicaremos en los demás proyectos de PPP”, dijo José Luis Morea, secretario de Participación Público Privada del Ministerio de Hacienda.

Tres etapas.
El Plan general de la nueva Red de Autopistas y Rutas Seguras se divide en tres etapas de licitación. A lo largo de ellas, se intervendrán alrededor de 7.277 kilómetros de rutas nacionales, mediante la construcción de 1.610 kilómetros de autopistas, 3.310 kilómetros de ruta segura, 324 kilómetros de obras especiales y 26 kilómetros de variantes; en total, 5.270 kilómetros. Los restantes 2.077 kilómetros serán intervenidos a través de obras de mejoras y mantenimiento de la red vial existente.
La primera etapa de obras para el desarrollo de la Red de Autopistas y Rutas Seguras incluye la concesión de los nuevos corredores viales conformados por más de 3.300 km de rutas nacionales de Buenos Aires, Córdoba, La Pampa, Mendoza y Santa Fe.
Las obras sobre la Ruta Nacional 5 fueron adjudicadas a la unión transitoria de empresas (UTE) conformada por las firmas China Construcción América (filial Panamá) y la argentina Green SA, cuyo titular es el ingeniero Carlos Arroyo. En manos de este consorcio quedará la obra de construcción de la Autopista Anguil-Santa Rosa, que incluiría, además, la nueva circunvalación de esta ciudad.

Obra completa.
La propuesta de CCA Panamá y Green no era la más baja, ya que su plan para el corredor B (ruta 5) representaba un presupuesto de 1.175 millones de dólares, mientras que la puntana Rovella Carranza concursó con 827 millones de dólares, en UTE con JCR SA y Mota Engil Latin Américan (Portugal).
La obra completa no abarca únicamente la autopista que unirá la capital pampeana con Anguil, sino todo el tramo de la ruta 5 que va desde Luján a nuestra ciudad. Desde la ciudad bonaerense hasta Bragado está proyectado continuar la autopista que llega hasta Buenos Aires y entre Bragado y Anguil la idea es darle a la ruta el formato de “ruta segura”, que incluye la incorporación de un tercer carril para sobrepasos cada determinada cantidad de kilómetros.

El precio del asfalto
La corrida del dólar y el aumento en el precio internacional del petróleo registrados en los últimos meses, tuvieron un impacto no deseado para las obras viales: un aumento en el precio del asfalto que en el caso de YPF ya trepa al 50% anual. La suba en el precio de ese insumo clave sumó tensión entre el gobierno nacional y los consorcios empresarios que se adjudicaron las obras viales bajo la modalidad PPP, entre ellas, las que se realizarán entre Buenos Aires y La Pampa, sobre la ruta 5.
El diario BAE Económicos, que se edita en la ciudad de Buenos Aires, aseguró que “los ganadores de la primera tanda de PPP presionan para que se mantenga ese valor en la segunda mitad de año y no complique la ecuación de costos de los consorcios encargados de las mejoras de los caminos”. Entre ellos se encuentra el consorcio conformado por CCA y Green, que se adjudicó las obras del corredor B, que incluyen la autopista Anguil-Santa Rosa.
“Los contratos de PPP no se complican. Estamos hablando con las constructoras porque las obras tienen un sistema de recalibración de precios y si éstos aumentan, se los reconoce”, dijo Guillermo Dietrich, según las declaraciones que reprodujo BAE días atrás.