Preocupa a Mendoza ley que atrae a sus bodegas

AREA BAJO RIEGO

En la provincia de Mendoza, hay cierta preocupación por las bodegas locales que se instalan en La Pampa, a partir del impulso y los beneficios que tienen con la Ley de Promoción Económica pampeana que fue aprobada en 2015 por la Cámara de Diputados.
El último caso mencionado es la bodega Esmeralda del Grupo Catena, que espera alcanzar una fuerte producción vitivinícola en La Pampa y reconoce que hay otros emprendimientos vitivinícolas de origen mendocino acá y aguardan que las empresas, además de plantar viñedos, instalen sus bodegas.
“El gobierno de La Pampa, en el marco de su legislación de promoción económica, concedió un crédito de hasta 6 millones de pesos a la bodega Esmeralda El proyecto contempla implantar unas 30 hectáreas durante este año, junto a las 70 que ya tiene en producción en esa provincia”, se indicó.
Esmeralda cuenta con su mayor desarrollo en el departamento Junín y elabora vinos de alta calidad y una parte importante de su producción se exporta. La bodega está vinculada al Grupo Catena Zapata, que planea alcanzar en los próximos años a una superficie de 170 hectáreas de viñedos en La Pampa.
La firma prevé desarrollar allí un “proyecto de instalación de sistema de riego” y la implantación de “barbechos de uvas a los efectos de su explotación como viñedo en la mencionada comuna”, en la localidad pampeana de Casa de Piedra.
Según Diario 25Informa, bodega Familia Cassone, que el año pasado comenzó a plantar unas 35 hectáreas en la villa ubicada en el sur pampeano. En el 2000, La Pampa solo tenía 8 hectáreas de viñedo y ahora en la provincia hay unas 275 hectáreas con viñedos, según datos del gobierno provincial. Se concentran, principalmente, en 25 de Mayo, Casa de Piedra y Duval.