Preocupa el retraso de pavimentación

WINIFREDA: "LOS FRENTISTAS DUDAN QUE SE HAGA LA OBRA", DIJO EL CONCEJAL CORREDERA

“Hay frentistas que dudan que se haga la obra”, afirmó el concejal de Propuesta Frepam, Mario Corredera, quien también puso sus reparos al inicio de los trabajos de pavimentación en 14 cuadras o más. Estos habían sido anunciados por las autoridades municipales en octubre de 2017 e iban a comenzar en el verano con dinero que iba a salir del bolsillo de los beneficiarios. En ese contexto, el edil opositor reveló que algunos vecinos del barrio oeste, de esta localidad, dejaron de pagar las cuotas de la obra pública, que se cobran a través del recibo de la factura de energía eléctrica, y el municipio les devolverá el dinero.
“Esta es una obra muy esperada por los winifredenses porque mejorará la calidad de vida no solo de aquellos que tendrán su casa frente al pavimento sino de todos los que transitamos por la localidad. Festejamos y nos pone contentos que se anuncien obras para el pueblo, el tema está en cómo se llevan adelante y con qué prolijidad”, señaló Corredera en diálogo exclusivo con LA ARENA.
“Creemos que los frentistas tienen que costearla, pero en este caso observamos desprolijidades desde el comienzo”, agregó el entrevistado por esta corresponsalía. “Los vecinos estaban convencidos que iban a pagar una cuota de 350 pesos por mes pero es una verdad a medias porque ese monto es real si tienen una casa de diez metros de frente y viven en un pasaje de cinco metros de ancho y hay un solo pasaje en esas condiciones, el resto de las cuadras tienen doce metros o más de ancho. Cada vecino paga también el reflejo de las esquinas, que se cobra prorrateado, entonces la gente se encuentra con cuotas muy superiores”, indicó Corredera.

“Sin movimiento de obra”.
“Pasó todo el verano y no se hicieron las obras, desde el municipio dijeron que durante el invierno iban a poner los desagües, se compraron los tubos pero la gente no ve movimiento”, se lamentó el concejal.
Varios frentistas domiciliados al oeste del pueblo “se empezaron a poner un poco nerviosos” y convocaron a los ediles opositores “máxime teniendo en cuenta que las cuotas se cobran con el recibo de la luz.
Ahí veo otra inconsistencia porque estamos hablando de una obra pública y la intendenta (Adriana García, Partido Justicialista) dijo que la cooperativa no iba a cobrar un porcentaje de esa recaudación, sin embargo en charlas con el secretario tesorero municipal nos dijo que la entidad se queda con el diez por ciento mensual, esto significa que de cada diez cuadras que se van a asfaltar se quedará con el valor total de una cuadra, que pierden los frentistas”. “Pasan los meses y la gente va teniendo dudas sobre si se va a realizar la obra, además el contexto inflacionario nacional hace que el costo del asfalto esté relacionado directamente con el aumento de los combustibles”, indicó Corredera.

“Planteos diferentes”
“Cuando hablamos con los vecinos cada uno tenía un planteo diferente: algunos no pueden afrontar los costos, otros pueden hacerlo con gran esfuerzo pero tienen dudas de que la obra se haga y a otros les calcularon mal los metros cuadrados que deben pagar. Sus casas de barrio tienen diez metros de frente en cuadras de doce metros de ancho, la mitad son 6 metros, entonces debían pagar 60 metros cuadrados más el reflejo de las esquinas, normalmente son cuatro o cinco metros más pero les cobraban 90 metros cuadrados”, abundó.
“Estuvimos con ellos más de una vez asesorados por una abogada. Finalmente la intendenta los convocó y atendió sus demandas. Creo que quedaron satisfechos porque la respuesta que les dio fue que no les van a cobrar más el asfalto en la boleta de la luz y aquellos que hayan pagado se les va a devolver el dinero. La intendenta también les comentó que cuando llegaran con el asfalto al barrio oeste recién ahí se volverán a reunir para determinar las condiciones de pago, una cuestión muy lógica, fue un logro para este grupo de vecinos”, apuntó el también presidente del Comité de la Unión Cívica Radical en Winifreda -su mandato de dos años vencerá entre diciembre de 2018 y enero de 2019-.

“El día a día”.
El resto de los frentistas sigue pagando las cuotas y el dinero que la comuna recauda mensualmente “no se está reservando para afrontar la obra o comprar insumos sino que se está gastando en el día a día”, lanzó Corredera y agregó “están dependiendo de que el gobierno provincial les envíe los fondos a fin de año para poder comenzarla. Tengo esperanzas de que eso suceda, igualmente razones sobran para ser incrédulos porque no nos olvidemos que el gobernador (Carlos Alberto) Verna (durante la última campaña electoral) en un acto político en Winifreda dijo que si los winifredenses querían el frigorífico o las cloacas debían votar por Adriana García y todavía estamos esperando”.
El municipio realizó el entoscado en algunas cuadras. “Hablando con gente que entiende del tema se está haciendo con la tosca que se saca de las calles y con greda. Eso va en un estrato más profundo, luego arriba debería llevar otro tipo de tosca que es más procesada”, precisó el legislador radical.

Reclamo y suspensión
Corredera dio a conocer que a un empleado municipal lo suspendieron luego de que reclamara ante la comuna el reintegro de las cuotas que había abonado por la prometida obra de asfalto. “Estaba pagando porque le descontaban del sueldo. El día que le dicen que vaya a retirar el cheque a las 8, se lo dan y al mediodía lo suspenden 6 días. Tengo entendido que accionó legalmente para ver si esa suspensión es correcta o no, pero es un hecho al menos curioso y hay que sacarlo a la luz para que la gente sepa cómo se manejan este tipo de cuestiones”, finalizó.

Repavimentan la Ruta 1
Desde la Dirección Provincial de Vialidad se informó que continúan los trabajos de repavimentación en la ruta provincial 1, entre los tramos de la ruta nacional 188 y la ruta provincial 2. A su vez, el organismo comunicó que la empresa ejecutora es Boetto y Buttiglienco, cuenta con un monto de contrato de $144.799.467,62 y un plazo de ejecución de 12 meses.