Presentan ley para expropiar tierras en el Valle Argentino

DESPUES DE LA POLEMICA EN GENERAL ACHA

El gobierno provincial decidió finalmente avanzar con la declaración de utilidad pública de una serie de tierras para realizar perforaciones sobre el Acuífero Valle Argentino con el fin de abastecer al Acueducto del Río Colorado cuando se tengan que realizar tareas de mantenimiento o arreglos por roturas, por lo que presentó en la Legislatura un proyecto de ley en ese sentido.
La normativa propone declarar de utilidad pública y sujetas a expropiación a las áreas necesarias para la concreción del proyecto “Provisión transitoria de agua desde el Valle Argentino al Acueducto del Río Colorado”, que fue resistido por la Mesa del Agua de General Acha y por los vecinos que exigen una oficina que controle el sistema. Ante esta obra, también se realizó una audiencia pública, favorable a los intereses del oficialismo.
En el proyecto, se prevé desarrollar 40 perforaciones sobre el acuífero con 150 metros de profundidad y una distancia de 850 metros entre las mismas. Al lado de las perforaciones, harán casillas metálicas donde la cañería de impulsión tendrá válvulas, medidor de caudal, manómetros, completándose con los gabinetes eléctrico y de comando. Todo ello estará contenido en un predio de una superficie de 10 metros por 10 metros, cerrado con alambrado olímpico y portón.
La estación de bombeo se ubicará lindante a la ruta nacional 35, lado este, a unos 2.200 metros al norte de Padre Buodo, un predio con una superficie de 100 metros por 100 metros. Además, allí se instalarán tres electrobombas de 300 metros cúbicos por hora cada una más una electrobomba de 50 metros cúbicos por hora para sostener la circulación de agua.
Según se informó en el proyecto, el sistema funcionará en base a un sistema computacional de manejo y control “Scada” asociado al sistema central del Acueducto del Río Colorado. Así, se pondrá en funcionamiento las electrobombas, controlando el funcionamiento, la presión en el conducto, el nivel en cisterna y el caudal.

Abastecimiento.
Con esto, se pretende “inyectar agua al acueducto principal, en aquellos momentos de interrupción del servicio de abastecimiento de agua, por una falla en el mismo, en el tramo entre la obra de toma en Pichi Mahuida y Padre Buodo. Es de mencionar que en el registro de Aguas del Colorado Sapem, el promedio histórico de fallas en el servicio es de aproximadamente 10 días al año”, indicó el gobierno, agregando que “la inyección del recurso hídrico como refuerzo del Acueducto del Río Colorado, también se realizará en ocasiones en que se produzcan interrupciones programadas para el mantenimiento y readecuación del acueducto”.
Las autoridades se basan en que el acuífero es según los estudios realizados por la UNLPam “el que mayores aptitudes en términos de cantidad y calidad presenta, por lo que constituye una zona con características únicas para realizar el proyecto. Es de destacar que por la proximidad a la traza del acueducto principal, la zona de Padre Buodo representa un lugar óptimo para realizar la inyección de agua al Acueducto del Río Colorado con destino para la provisión para consumo humano”.
Para desactivar los cuestionamientos opositores, el gobierno recordó entre los fundamentos del proyecto de ley la realización en 2017 del estudio “Caracterización hidrogeológica general de la zona central de los departamentos de Utracán y Atreucó”, que concluye: “Extrayendo 430.000 metros cúbicos anuales, luego de 42 años de explotación solo se produciría un descenso del nivel freático inferior a 1,50 metros, lo que representa 30 días continuos de bombeo a razón de 600 metros cúbicos por hora”.
Siguiendo en esa línea, desde el Ejecutivo manifestaron que “no cabe duda que la obra proyectada, contribuye a solucionar el problema fundamental para los pampeanos como es el acceso al agua segura en aquellas ocasiones en que el Acueducto del Río Colorado sale de servicio por las razones antes descriptas”.